“No hay una pista exacta, nada”

A días de cumplirse un año de la desaparición de la menor Candela Correas en la zona rural de San Vicente, su padre Pablo Correas de Melo se reunió en Posadas  con el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad para tratar sobre el caso. Al término de la reunión habló con la prensa y recordó detalles de la desaparición de la niña, sobre cuya suerte no hay pistas. Audio.

Pablo Correas de Melo descarta de plano que su hija se haya ido sola y por su propia voluntad del domicilio en el que vivía con su madre, en la zona rural de San Vicente.

Señaló que su desaparición se dio en horas de la noche en una zona de colonias donde no hay alumbrado ni transporte público, distante 14 kilómetros del pueblo.

Relató que un vecino sostuvo en el marco de la causa judicial haber visto llegar un auto que se detuvo unos momentos frente al domicilio de Candela, y que luego se habría alejado del lugar. Ese dato reafirma la convicción de Correas de Melo de que su hija no salió por su cuenta de su casa.

Candela Correas tenía 15 años al momento de ser vista por última vez por sus familiares, vivía con su madre y cursaba un embarazo reciente. Su pareja fue el único detenido en la causa judicial, pero pudo probar que no estuvieron juntos la noche de la desaparición y no existen pistas firmes sobre el paradero de la niña.

Tampoco se obtuvieron datos de que haya dado a luz en algún centro médico.

Correas de Melo admite que la posibilidad de que su hija haya sido captada por una red de trata se contemplan en la causa, pero que no hay pistas firmes para ninguna hipótesis.

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...