Un difícil regreso a clases

Hoy 11 de marzo se da inicio en todo el país al ciclo escolar. El regreso a las aulas se da en medio de una de las peores situaciones sociales de las que se tenga memoria. Maestros que ganan menos que el salario mínimo y alumnos pobres o indigentes. Audios.

El comienzo de clases es casi siempre el momento más álgido de la discusión salarial docente y este año no es la excepción, luego del abrupto deterioro que sufrió el salario por la inflación acumulada durante 2018.

En Misiones el gobierno provincial adelantó al mes de enero lo que llaman “paritaria”, es decir, su decreto anual de aumento salarial que se venía dando cada mes de marzo.

Si bien esto constituye un reconocimiento de la necesidad de una urgente recomposición salarial, no existen ámbitos de negociación colectiva sobre el salario para los estatales provinciales. Es asi que tanto los docentes como la gran mayoría de los trabajadores estatales volvieron a quedar con salarios muy por debajo de la Canasta Básica Total e inclusive muchos de ellos, con ingresos menores al Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Y aún hay situaciones peores, la de miles de trabajadores precarizados y cuentapropistas que no tienen oportunidad de discusión salarial.

En esa  situación, el inicio de clases  es un momento crítico para las familias que deben resolver las necesidades que plantea enviar a niñas y niños a la escuela. Útiles, calzados e indumentaria son parte de la canasta escolar que debe cubrirse para volver a clases.

Ya en el mes de enero la demanda de algún tipo de ayuda para el inicio de clases a las familias más golpeadas por la miseria comenzó a ser parte de los pedidos que las organizaciones sociales empezaron a plantear a diferentes instancias estatales. En general no tuvieron respuesta positiva.

¿En qué condiciones inician las clases las niñas y niños de las más de 50 mil familias pobres o indigentes que hay solamente en el Gran Posadas?

¿Cómo afrontan los gastos que demanda la actividad escolar las familias de los desocupados, subocupados, precarizados, que no llegan al salario mínimo?

El Reportero se lo preguntó a varias familias de barrios populares. Estos son algunos de los testimonios:

Mónica Ávalos vive con sus hijos y nietos. Nos recibió en su casa y nos contó cómo inician sus nietos el ciclo escolar.

“Nos arreglamos con lo que podemos. Guardapolvos no pudieron comprar, están con lo justo. Como está la situación nosotros no tenemos medios, muchas cosas de lo que necesitan no se les pudo comprar…”

Audio: Mónica Ávalos.

Karina Ortt también aceptó contarnos cómo enfrenta la situación del inicio de clases. Tiene cuatro hijos, de los cuales dos viven con ella y dos con su padre en el interior, y dos nietos.

 

“Es difícil, yo estoy esperando cobrar el salario de ellos para comprarles las cosas” expresa Karina.

Audio: Karina Ortt.

Laura Cubilla también cuenta cómo resolvió las compras necesarias para enviar a su  hijo a la escuela.

Laura Cubilla en su casa. “El tema de los útiles si estuvo difícil. Mañana ya empiezan las clases y a mi nene le falta la mitad de los útiles más o menos. Se le compró lo más necesario: cuaderno, lápiz, mochila. El resto de la lista que le pedían en la escuela no se pudo comprar…”

Audio: Laura Cubilla.

 

 

COMPARTIR
  • 24
  •  
  •  
  •  
  •  
    24
    Shares

También te podría gustar...