“Esta tierra que tanto queremos”: testimonios desde el Cuñá Pirú.

Cinco comunidades mbya guaraní de la provincia de Misiones han logrado llegar a un acuerdo con la Universidad Nacional de La Plata por el cual la institución se compromete a cederles el título de seis mil hectáreas del territorio que habitan en el Valle del Cuña Pirú.

Tras casi doce años de conflicto judicial, las Comunidades celebran el logro que les daría acceso al título comunitario. El Reportero visitó la zona y dialogó con referentes de esta lucha histórica, que dan su testimonio. Audios y fotos.

 

Catri Duarte, de la comunidad Ka´aguy Mirî Rupa, muestra el cartel que afirma la propiedad de la UNLP sobre el predio.


Ka´aguy Poty, Kapi´i Poty, Ka´aguy Mirî Rupa, Yvy Pytã, Yvytu Porã son las cinco comunidades mbya guarani del Valle del Cuñá Pirú que lograron lel acuerdo para la cesión de tierras a su favor.

Todas se emplazan sobre la ruta provincial 7, en el tramo que une Jardín América con Aristóbulo del Valle.

La zona corresponde al Valle del Cuñá Pirú, uno de los paisaje más bellos de la provincia y uno de los pocos relictos continuos de la selva misionera. En este lugar se encuentran la seis mil hectáreas habitadas de manera ancestral por comunidades mbya guarani cuya titularidad  la tenía la empresa Celulosa Argentina S.A. En 1992 la firma se lo cedió en donación a la Universidad Nacional de La Plata, sin noticia a las comunidades.

Recién hacia 1994 las comunidades supieron que la UNLP ostentaba el título de sus tierras. A partir de allí se propusieron entablar un diálogo con las autoridades universitarias que se prolongó durante años pero no tuvo los resultados esperados. Fue asi que en 2007 las comunidades decidieron demandar tanto a la UNLP como al Estado Nacional por faltar a su deber de garantizar el derecho al territorio.

Luego de casi doce años de conflicto la UNLP expresó en sede judicial, través de su apoderado Julio Mazzotta, su voluntad de ceder el título de las tierras para que sea escriturado como propiedad comunitaria a favor de las comunidades del Cuña Pirú.

El acuerdo aún debe ser homologado por el juez de la causa y es el paso que falta para requerir la titulación a favor de las comunidades.


La comunidad Ka´aguy Poty es el punto de reunión elegido para dialogar con los medios que viajamos a escuchar a las comunidades. Caciques y referentes de más de dos décadas de luchas y negociaciones se congregan en el lugar para contar sus vivencias y la emoción por lo que lograron.

Caciques. De izquierda a derecha: Omar Duarte, cacique 2do. y Eliseo Chamorro, cacique (comunidad Ka´aguy Poty); Rubén Méndez, cacique; y Miguel Duarte, cacique 2do. (comunidad Kapi´i Poty); Catri Duarte, cacique (comunidad Ka´aguy Miri); Roberto Benítez, cacique 2do. (comunidad Yvy Pyta) y Domingo Moreira, caique 2do. (comunidad Yvytu Pora).

También están presentes Vasco Baigorri, del Equipo Misionero de Pastoral Aborigen y Josefa Ramírez, actual coordinadora nacional del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen, instituciones que acompañaron a las comunidades en la lucha y los asistieron tanto en las negociaciones como en la causa judicial.


Casildo Juan de Dios  rememora el comienzo de las gestiones y la larga lucha por la cesión del título dominial a las comunidades. Entre otras cuestiones y con el mburuvichá Eliseo Chamorro como intérprete, narra en lengua mbya por qué en el año 2001 tres caciques decidieron dar la lucha por la titulación, preocupados por el futuro de sus comunidades.

De izquierda a derecha: Casildo Juan de Dios  (ex cacique), Sandra Chamorro y Eliseo Chamorro (cacique actual) de la comunidad Ka´aguy Poty; a la vera del arroyo Cuñá Pirú. La satisfacción de haber luchado por el futuro de la comunidad.

Audio: Casildo Juan de Dios. Intérprete: Eliseo Chamorro.


Sandra Chamorro, de la comunidad Ka´aguy Poty, fue una de las señoras que viajaron en varias oportunidades hasta la ciudad de La Plata para conversar con las autoridades de la UNLP. La noticia del acuerdo judicial es celebrada por ella que expresa su alegría y relata el papel de la mujer en la comunidad y la proyección que les da el poder tener asegurado su territorio.

Sandra Chamorro, kuñakarai de su comunidad, fue una de las enviadas a dialogar con las autoridades universitarias a la ciudad de La Plata.

Audio: Sandra Chamorro. Intérprete: Eliseo Chamorro.


La Universidad Nacional de La Plata propuso zonificar la propiedad para usos diversos y  cederles setecientas hectáreas, que según su estimación era el territorio que ocupaban. Ese ofrecimiento fue rechazado por las comunidades en 2005. Lidio Giménez narra esa situación y explica por qué las comunidades defendieron su estilo de vida ancestral y la necesidad de contar con el acceso a las seis mil hectáreas.

En Ka´aguy Poty, miembros de las cinco comunidades que lograron el acuerdo con la UNLP.

Audio: Lidio Giménez relata en castellano la discusión por la cesión de la totalidad del predio titulado a nombre de la UNLP en el Valle del Cuñá Pirú.


El acompañamiento a las comunidades por parte del Equipo Misionero de Pastoral Aborigen (EMiPA)  fue permanente desde el comienzo de los reclamos ante la UNLP.

Kiki Ramírez, miembro de EMiPA y actual coordinadora del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen relata el comienzo del diálogo de las comunidades con la UNLP y por qué se judicializó el reclamo.

Foto y audio: Josefa “Kiki” Ramirez, de EMiPA. Cómo se pasó del diálogo con la UNLP al reclamo judicial.


Vasco Baigorri, también de EMiPA, resume el estado actual de la causa judicial tras la rúbrica del acuerdo entre la UNLP y los caciques de las cinco comunidades por la cesión de la titularidad de dominio de las tierras del Cuñá Pirú.

Baigorri advierte sobre el papel de algunas instituciones, como el de la municipalidad de Aristóbulo del Valle, que no intervino en ningún momento a favor de las comunidades en el conflicto y en cambio avaló la intrusión de “colonos” en partes del territorio reclamado, quienes aún permanecen en el lugar.

 

Foto y audio: Vasco Baigorri, EMiPa.


 

Galería de imágenes:

Catri Duarte, de la comunidad Ka´aguy Mirî Rupa desafía el cartel de “prohibido pasar” y abre el portón de  acceso al puesto del guardaparque de la UNLP.

Comunidad Kapi´i Poty

Comunidad Kapi´i Poty: relevaron casi dos mil hectáreas de territorio ancestral. El acceso al monte les permite practicar la caza, la pesca y la recolección de frutas, miel y medicina natural.

Mujeres de las comunidades del Valle del Cuñá Pirú.

COMPARTIR
  • 92
  •  
  •  
  •  
  •  
    92
    Shares

También te podría gustar...