“Pedimos una reubicación para que podamos seguir pescando, haciendo lo que siempre hicimos…”

Marcial Zalazar se define como un pescador de subsistencia. Vive en un campamento de pescadores emplazado sobre la costa  el río Paraná entre el predio de la estación del tren internacional y el puente, que es utilizado por ocho familias que practican la pesca de subsistencia.  Desde que empezó la obra de construcción de nuevas casillas migratorias se le informó que deben abandonar el lugar, por lo que se enfrentan a la incertidumbre de cómo y desde dónde seguir ejerciendo su actividad. Audios.

 

Marcial Zalazar en el campamento de pescadores. La obra de las nuevas casillas migratorias alteró la dinámica de la zona.

La costa expropiada:

Zalazar vive en el campamento. Siete familias más de pescadores dependen de ese lugar para ejercer su oficio.

Marcial es uno de los pescadores que construyeron desde el 2005 el pequeño campamento que se ubica en las cercanías de la estación del tren internacional. Se trata de una de las pocas familias que se mantienen aún de la pesca de subsistencia desde que las obras de la Entidad Binacional Yacyretá alteraran totalmente el paisaje costero y con ello también el régimen de propiedad de los terrenos y el acceso al río.

Según relata Marcial, desde que empezaron a construirse las nuevas casillas de control migratorio en la cabecera del Puente Internacional se acercaron personas que los emplazaron a abandonar el lugar, sin embargo, los pescadores no tienen claro de parte a qué institución pertenecen ni pudieron establecer diálogo acerca de la posibilidad de establecer el campamento en otro lugar de la costa.

“Yo vine en el 2005, empezamos con una carpita chiquita y después fuimos agrandando. El gran problema que tenemos ahora es que no sabemos qué va a pasar de nosotros porque nadie se acerca y nos dice …” – expresa en referencia a la incertidumbre que les genera no tener una propuesta de dónde emplazar otro campamento.

“Esto es un campamento de pesca, somos todos pescadores de subsistencia, ocho pescadores con sus hijos (…) Es inminente que esto no quede, no va a quedar (…) los primeros días del mes  (de mayo) se inaugura pero nadie vino a decirnos nada (…) nosotros solo pedimos una reubicación para que podamos seguir pescando, haciendo lo que siempre hicimos…” – expresa con preocupación e incertidumbre sobre cómo continuar trabajando en el río.

Canoas de pescadores. El reordenamiento territorial realizado por la EBY dejó a amplios sectores sin acceso al rio.

 

Una de las situaciones que más inseguridad genera en las familias de pescadores es el hecho de que no saben qué institución está a cargo del sector donde se emplaza el campamento. En principio, creían que debían tratar con la Entidad Binacional Yacyretá, pero desde allí se les dijo que habían entregado la zona al Estado nacional pero también les dijeron que el terreno es de la Municipalidad.

En este momento no tienen certeza de qué institución les intima a abandonar el campamento ni si podrían obtener permiso para reubicarse:

“En toda la costa no hay más lugar, o sea que no te van a dejar estar” dice Marcial en referencia a la apropiación de la costa por parte de las instituciones.

La pesca artesanal es la fuente de subsistencia de las familias.

Audio 2: Zalazar describe cómo sobreviven las familias de pescadores y la incertidumbre que tienen sobre el futuro de su trabajo.

En cuanto al lugar donde quisieran reubicarse, señala:

“No queremos ser millonarios, queremos una reubicación para nuestro lugar (…)  sería bueno no muy lejos de esta zona, tenemos la zona del Zaimán o Fátima…” y aclara que esta elección se debe a que conocen el río en estos lugares y que hay otros donde es difícil pescar.

“Se sobrevive de esto”

Sobre el campamento actual y la forma en que viven, describe : “El terreno mide 15 x 25, tenemos 7 canoas y la casita … tenemos un par de animales que estamos tratando de criar. Gallinas, pato, conejos, por ahi nos salva de algo… Pescado sacamos, uno si va a pescar saca pescado y se sobrevive de esto. No hay mucho como antes pero hay…”

El campamento se emplaza cerca de la estación del tren internacional.

La cria de algunos animales es otra de las fuentes de subsistencia de los pescadores.

 

El campamento es precario y humilde. Los pescadores lo utilizan como base para su actividad laboral.

 

 

 

 

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...