“Acompañar a una mujer que sufre violencia no es solamente decirle cuáles son sus derechos…”

Miryam Barboza, coordinadora de la organización Mujeres por la Matria Latinoamericana (MuMaLa) y del área de género de Barrios de Pie, dialogó con El Reportero sobre el proyecto de ley de Emergencia en Violencia de Género y el trabajo comunitario que realizan de asistencia y contención a víctimas de esta violencia. Audio.

 

Una de las iniciativas de MuMaLa fue la de crear un Observatorio Nacional de Femicidios. En base a los datos alarmantes que surgen del registro que se va realizando, se empezó a impulsar desde un conjunto de organizaciones un proyecto de ley para declarar la Emergencia Nacional en Violencia de Género.

Una de las primeras medidas que contempla el proyecto de ley es la creación de una Mesa de representantes de diferentes espacios institucionales y de las organizaciones que trabajan en el tema  desde una perspectiva de género. Esta mesa sería la encargada de monitorear la ejecución de la ley de Emergencia en todas las instancias del Estado.

Según caracteriza Miryam, el trabajo de acompañamiento a mujeres víctimas de violencia de género “es un trabajo cuerpo a cuerpo,  acompañar a una mujer que sufre violencia no es solamente decirle cuáles son sus derechos (…) y lamentablemente el sistema no funciona…”

El proyecto de ley contempla un aspecto presupuestario que obligaría al Estado a destinar fondos en todas sus áreas y ministerios para atender exclusivamente las cuestiones relacionadas a la violencia de género.

Asimismo se plantean medidas de refuerzo institucional, como la creación de espacios judiciales en todos los municipios ya que en la actualidad muchas víctimas deben viajar a otros lugares para darle continuidad a sus denuncias, por lo que : “ A veces pasan semanas y no tienen la medida judicial, y muchas de esas mujeres están en riesgo”

También se plantea la creación de Casas Refugio en todas las jurisdicciones: “Cada municipio debería tener una casa refugio para que estas mujeres tengan en su lugar un lugar donde resguardarse cuando están en peligro…” señala Miryam.

Otra de las medidas que se solicitan en el proyecto de ley  son las tobilleras de monitoreo sobre quienes fueron denunciados por violencia y tienen medidas de restricción perimetral. En una crítica al sistema actual que otorga botones antipánico a algunas  víctimas denunciantes, quienes impulsan el proyecto de emergencia en violencia de género plantean que el control debe ejercerse sobre los denunciados, además de señalar las demoras que existen a la hora de otorgarse medidas como el botón antipánico.

“Nosotras seguimos contando muertas en nuestro registro, muchas de ellas porque no llegan al tiempo en que se les destine un botón antipánico…”  resume Miryam.

 

Trabajo comunitario de contención ante la violencia de género: “juntando monedas”

“Hacemos un trabajo en red y llegan todo tipo de casos…” relata  Miryam cuando se refiere a cómo abordan desde el área de género de Barrios de Pie la asistencia a víctimas de violencia de género, basados en el trabajo realizado en el territorio desde los merenderos y los y las referentes barriales.

“Se hizo un lindo laburo, cuesta porque no reciben desde el Estado una respuesta (…) En los merenderos, si bien muchas compañeras y compañeros de Barrios de Pie viven de un salario complementario, se hacen también actividades financieras para poder resolver estos casos. Que el compañero tenga planta para ir a la comisaría, que una compañera tenga una bolsa más de mercadería si se tuvo que separar, cómo contener a una compañera si es golpeada por su pareja… no es agradable, te suena el teléfono a cualquier hora, si hay que salir por alguien se sale, no se mira la hora, no se pregunta qué religión tiene, no se pregunta de qué partido político es, qué bandera porta, simplemente es una mujer que está necesitando ayuda. Muchas veces son niños, a veces son adolescentes. Y la verdad es que es con mucho sacrificio, juntando monedas a veces, pero juntando monedas se resuelve. A veces me pongo a pensar y digo, pucha, y los que tienen todo a disposición, que tienen los recursos, que tienen los ministerios, que tienen el poder de cambiar o de resolver algo no lo hacen…” critica.

Capacitación en perspectiva de género como una necesidad urgente:

Desde esa experiencia de contención desde la organización comunitaria y la experiencia del trato que reciben víctimas y denunciantes en las instituciones del Estado, quienes elaboraron el proyecto de ley de emergencia plantean la urgente necesidad de capacitación en perspectiva de género hacia todos los agentes estatales:

“Una de los puntos que pedimos en la emergencia es la capacitación basados en la Ley Micaela, y que es que los tres poderes se capaciten en perspectiva de género. Porque nosotros no tenemos ni el Código Penal, ni el Código Civil, ni siquiera las leyes escritas con perspectiva de género. (…) Que se capacite el Gobernador, que se capaciten los concejales, que se capacite la Policía.Hasta las mismas mujeres que atienden una comisaría no vienen con una perspectiva de género. Ellas vienen con la perspectiva de la fuerza policial o de la fuerza que ellas representan, capacitadas con la misma ideología machista que tienen todas la fuerzas (…) Ellas se ven como policías, no como mujeres, primero. Y tampoco muchas veces reconocen la violencia que ellas están sufriendo en su institución y fuera o en su hogar…muchas mujeres policías mueren en manos de sus parejas policías, con el arma reglamentaria. El año pasado tuvimos un 12 % de femicidios con el arma reglamentaria.”

 

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...