Comenzó el juicio contra el General César Milani

Acusado junto a doce colegas de armas, el militar que llegó a ser nada menos que el Comandante en Jefe del Ejército comenzó a afrontar el pasado viernes 3 de mayo  el primer juicio en su contra por delitos de Lesa Humanidad, en el caso de los secuestros y torturas contra Pedro y Alfredo Ramón Olivera en 1977 en La Rioja.

Encumbrado en la Jefatura del Ejército en 2013, Milani había sido denunciado por primera vez en 1979 por Alfredo Ramón Olivera, un ex detenido por razones políticas a quien Milani trasladó a un Juzgado Federal en La Rioja desde su lugar de detención. Olivera lo ubica también en el operativo durante el cual fue secuestrado en su domicilio.

Pero la denuncia más grave contra Milani es la que lo vincula a la desaparición del soldado Ledo, en La Rioja, durante el año 1976.

El juicio oral correspondiente a esa causa tenía fecha de inicio para el próximo 16 de mayo, pero fue postergado hasta octubre.

Milani renunció a la Jefatura del Ejército recién en 2015, cuando acumulaba ya cuatro causas en su contra, y fue detenido por la causa en la que ahora afronta el juicio oral recién en 2017.

Otras denuncias:

Plutarco Schaller, quien fuera periodista del diario cooperativo El Independiente de La Rioja, fue uno de los sobrevivientes que denunció a Milani en su provincia. Tanto él como su hijo Oscar Schaller ubicaron al por entonces subteniente Milani en operaciones relacionadas a la represión ilegal. Plutarco Schaller falleció en 2016 pero aportó datos  en la causa relacionada al asesinato de Monseñor Angelell. En tanto su hijo Oscar Schaller también ubicó a Milani en un ex centro clandestino de detención.

También la ex detenida riojana Verónica Matta declaró como testigo y aportó el dato de que Milani participó en el operativo en que fue secuestrada en 1976.

Estos testimonios dieron por tierra la versión del acusado y respaldada por el entonces gobierno nacional y algunos organismos de derechos humanos de que no había datos que ubicaran a Milani en operativos de la represión ilegal.

En el caso de la desaparición forzada del soldado conscripto Alberto Agapito Ledo, su familia sostiene, apoyada en el testimonio de otros ex conscriptos,  que el muchacho había sido designado asistente personal de César Milani y que este lo envío con un encargo a la provincia de Tucumán en junio de 1976, donde fue secuestrado. Dos soldados conscriptos que fueron compañeros de Ledo aseguraron que Milani realizaba tareas de inteligencia entre ellos y que tenía un estrecho vínculo con el General Antonio Bussi, en ese entonces a cargo del Operativo Independencia.

Luego de su secuestro, el entonces subteniente Milani fue quien redactó el acta en el que se afirma su deserción.

En el año 2010 fue dada a conocer el listado de agentes militares y civiles que operaron en el Batallón de Inteligencia 601 del Ejército, la mayor estructura de inteligencia miliar que vertebró la represión ilegal durante el Terrorismo de Estado. En esa documentación consta la pertenencia de Milani a esa área.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...