Guardaparques provinciales plantean “puntos básicos” para la continuidad del diálogo con el Gobierno

Asi lo expresó el delegado gremial Santiago Bellitti,  durante el cuarto intermedio de una reunión que mantenían con autoridades provinciales. Desde un acuerdo fallido con el Ministerio de Ecología en octubre pasado, los guardaparques de la provincia mantienen un plan de lucha por diversas reivindicaciones salariales y de condiciones laborales. Audio.

 

Misiones fue declarada en enero de este año Capital Nacional de la Biodiversidad por ley del Congreso de la Nación. La gestión provincial se jacta del millón de hectáreas protegidas que resguardan los últimos remanentes del bosque atlántico o selva misionera de la región. Sin embargo, quienes están al cuidado de ese verdadero tesoro natural reclaman cuestiones tan básicas como recategorizaciones, recomposiciones salariales o el dictado de un estatuto adecuado a su actividad específica.

En octubre del año pasado los guardaparques provinciales, a cargo de la mayor parte de las áreas protegidas que existen en Misiones, habían logrado un acuerdo con el Ministerio de Ecología que finalmente no se cumplió. Luego de declarar la incompetencia de esa cartera, los guardaparques nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado decidieron intentar dialogar directamente con la cúpula del gobierno provincial, lo cual lograron luego de realizar un acampe frente a Casa de Gobierno y cortes de ruta en Puerto Iguazú.

Guardaprques provinciales en el cuarto intermedio de su reunión con autoridades provinciales, junto al secretario general de ATE Misiones César Fariña.

En diálogo con la prensa, el guardaparque del Parque Provincial Moconá y delegado gremial Santiago Bellitti expresó las demandas mínimas que consideran deben ser atendidas para poder continuar el diálogo, como lo son el pago doble de jornadas de trabajo durante fines de semana y feriados; la equiparación de categorías, ya que alegan que un porcentaje muy alto de guardaparques están en la categoría minima luego de 12 años de antigüedad y el fin de la arbitrariedad en el pago de adicionales, con la consiguiente equiparación salarial.

Según expresa Bellitti, hay unos 120 guardaparques provinciales en funciones, de los cuales unos 80 se encuentran trabajando en campo y unos 40 están abocados a tareas administrativas. Una planta muy reducida si se tiene en cuenta la extensión de las áreas protegidas, que está amenazadas por la caza furtiva y el apeo ilegal de especies valiosas.

 

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...