Relevan a las familias que acampan en la Plaza 9 de Julio

Tras casi dos meses del acampe frente a la Casa de Gobierno de un grupo de familias que fueron desalojadas de los predios del Acceso Oeste, la Defensoría del Pueblo de Posadas inició ayer un proceso de relevamiento sobre la situación de cada una de ellas. Actualmente quedan unas cincuenta familias reclamando algún tipo de solución habitacional. Audio.

Pocos días después del desalojo de dos predios ocupados en el Acceso Oeste decenas de familias comenzaron – a medidos de abril – el acampe en la Plaza 9 de Julio de Posadas en demanda de soluciones habitacionales, ya que tras el operativo policial habían sido dejadas simplemente en la calle.

Casi dos meses después de esos hechos el grupo de acampantes se ve reducido, pero quienes permanecen lo siguen haciendo bajo condiciones de precariedad extrema. Pasaron en la plaza durante toda la campaña electoral para la gobernación y las elecciones sin señal de las autoridades, también  varios días de  lluvias torrenciales y de frío.

Luego de realizar un cambio de delegados, el grupo de acampantes inició un nuevo diálogo con el Defensor del Pueblo Alberto Penayo. Luego de esto se dio comienzo ayer a un relevamiento de la situación de las familias que permanecen en la plaza a cargo de la Defensoría.

“En un principio nosotros estábamos en el Acceso Oeste, Blas Parera y Costanera, fuimos desalojados y vinimos acá a buscar una respuesta por todos los medios. Se presentaron notas, no recibimos respuesta de ninguna clase, entonces tuvimos una entrevista con el señor Defensor del Pueblo. Él se comprometió a tomar cartas en el asunto y hoy estamos con el proceso de relevamiento. Empezamos un proceso con más compromiso, con más seriedad y estamos a la espera del Defensor del Pueblo a ver qué puede solucionar…”  resume Antonio Ramírez, uno de los nuevos delegados del grupo.

“Estamos arrancando recién, después de tres meses recién está arrancando el proceso …” relata Ramírez, en referencia al largo período que ya llevan esperando alguna instancia de diálogo por parte del Estado que dejó pasar el tiempo sin respuestas hacia las familias desalojadas.

“Primero y principal que la gente que estamos acá en la plaza no tenemos un lugar a dónde ir, por eso justamente vinimos a acampar, vivimos acá en la plaza. Pero si hay algo positivo ya va a quedar el compromiso de cada persona de buscar un lugar adonde asentarse mientras tanto…”  desliza el delegado como posibilidad.

 

En tanto María Giménez, también delegada de las familias acampantes, explica las propuestas que estarían trabajando con la Defensoría del Pueblo: “Ahora se le está haciendo el relevamiento a las cincuenta familias. También tenemos una propuesta del Defensor del Pueblo de armar una cooperativa con la gente que estamos acá porque no tienen trabajo. Ellos nos van a ayudar con el papeleo y nosotros vamos a seguir adelante (…) En la cooperativa esa entra desmalezamiento, barrido, construcción, plomería, carpintería. Ellos nos van a ayudar a hacer eso…” informa esperanzada sobre el inicio del diálogo con la instancia estatal.

 

Notas relacionadas:

“Pedimos el permiso de ocupación o que nos relocalicen…”

“Nadie nos mostró la orden de desalojo…”

La crisis social golpea la puerta de la Casa de Gobierno

Un artista en la calle

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...