“Darío y Maxi simbolizan solidaridad”

Se cumplieron 17 años de la Masacre de Avellaneda, en la cual dos jóvenes militantes fueron asesinados en el marco de la represión a una masiva movilización de organizaciones piqueteras. En Posadas el hecho fue recordado con una movilización y acto realizado por el MP La Dignidad y el Polo Obrero con la adhesión de la CTA- A. Audio.

 

Luego de un pequeño acto realizado ayer por la mañana en la Plaza 9 de Julio, Silvina García del MP La Dignidad se refirió a las figuras de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki como símbolos de la lucha piquetera y de solidaridad, asi como también señaló la necesidad de la organización para la lucha:

“Simbolizan Darío y Maxi compañerismo y solidaridad, y no simbolizan competencia. Como siempre decimos, el de al lado es compañero.  Simbolizan también la necesidad de que seamos jóvenes, seamos rebeldes pero organizarnos porque si no somos nosotros quienes damos la lucha día a día nos llevan puestos” reflexionó.

Sobre la represión ejecutada en aquella jornada de lucha en el año 2002, que tuvo como saldo -además de las muertes de los jóvenes militantes- decenas de heridos, señaló que “No sé si en ese momento sabían que había peligro de perder la vida pero me imagino que de haberlo sabido igual hubieran llevado adelante la jornada…” y reivindicó la actitud de “salir a poner el cuerpo y el corazón para construir una alternativa, no hay otra forma de cambiar la realidad.”

Polo Obrero, MP La Dignidad y CTA A recordaron en la Plaza 9 de Julio a Kosteki y Santillán.

El 26 de Junio de 2002 diferentes agrupaciones piqueteras confluyeron en un plan de lucha que incluía cortes de ruta y marchas en todo el país, en medio de una aguda crisis económica que llevaba varios años con altos índices de desocupación y pobreza. Uno de los puntos de concentración de las organizaciones fue en Avellaneda, donde intentaron subir al Puente Pueyrredón para marchar luego a la Capital. Sin embargo, un mega operativo comjunto entre fuerzas de la policía bonaerense, la Federal, la Gendarmería y la Prefectura impidió el paso al puente y ejecutó una feroz represión y persecusión a los manifestantes por las calles de Avellaneda. En ese contexto fueron asesinados Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, militantes del MTD Anibal Verón.

La conmoción generada por estos hechos obligó al entonces presidente Eduardo Duhalde, principal responsable de la decisión política de reprimir, a adelantar  las elecciones presidenciales.

Los responsables materiales de la masacre fueron condenados, sin embargo nunca pudo concretarse el juicio por la responsabilidad política en estos hechos, que incluyen al gabinete presidencial de Duhalde, al entonces gobernador de Buenos Aires Felipe Solá y a sus colaboradores.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...