Preocupante perspectiva para las familias tareferas

Se realizó ayer en Casa de Gobierno una reunión entre autoridades provinciales, intendentes y dirigentes de organizaciones de tareferos. El motivo es el fin anticipado de la cosecha de yerba y la discontinuidad del subsidio interzafra abonado por Nación. Dialogamos con las dirigentes tareferas Sandra Vera y Ana Cubilla sobre la situación que afrontan. Audio.

 

La cosecha de yerba terminará de manera anticipada a fines de este mes, situación a partir de la cual miles de familias tareferas verán agravada su ya difícil situación laboral y de subsistencia. Asimismo, tanto las autoridades provinciales como las organizaciones que nuclean a trabajadores tareferos entienden que está en riesgo la continuidad del pago del subsidio interzafra por parte del gobierno nacional debido a las condiciones de inclusión de beneficiarios que plantean, entre las que se encuentra el haber accedido durante la cosecha al pago del salario mínimo, vital y móvil, lo que raramente se da entre los cosecheros.

La perspectiva que se plantea a partir de esas situaciones fue el motivo de la nutrida reunión entre autoridades provinciales, dirigentes tareferos y algunos intendentes que se realizó durante la mañana de ayer en Casa de Gobierno.

Es de recordar que en la pasada temporada interzafra el gobierno provincial decidió afrontar el pago de los subsidios que la Nación dejó de abonar, en tanto el Ministerio de Desarrollo Social de Nación implementó el pago de una tarjeta alimentaria de $ 2300 para aproximadamente 9000 familias tareferas. Respecto a ese programa, el ministerio exige ahora la realización de un censo para actualización de datos de beneficiarios que se iniciará el 29 de julio en Oberá, como condición para la continuidad del beneficio. Además se advierte que no se realizarán nuevos ingresos al padrón de beneficiarios.

Para la próxima temporada interzafra el gobierno provincial estaría evaluando volver a hacerse cargo del pago de los subsidios que Nación dejaría de abonar pero por un monto menor.

Ana Cubilla, Sindicato Único de Obreros Rurales.

“Parches a la situación”:

Así define la dirigente del Sindicato Único de Obreros Rurales Ana Cubilla a las medidas que se estuvieron discutiendo en la mañana de ayer en Casa de Gobierno y autoridades para enfrentar la situación que se les avecina a las familias tareferas.  En cuanto al subsidio interzafra evaluó que el monto de por si es insuficiente y que debería equipararse a un salario mínimo, vital y móvil advirtiendo la dificultad de que eso pueda ser afrontado por las arcas provinciales. Según propone Cubilla desde su organización las mejores medidas para las familias tareferas pasan por la creación de fuentes de trabajo que les permitan dedicarse a actividades productivas como la agricultura familiar y la cría de animales y señala que vienen trabajando en esa línea con el gobierno provincial.

Sandra Vera, Unión de Tareferos en Lucha de Oberá. Prevé meses de lucha por la difícil situación de las familias tareferas.

 

 

En tanto Sandra Vera, de la Unión de Tareferos en Lucha de Oberá se mostró muy preocupada luego de la reunión y anticipó que la perspectiva que se les presenta como trabajadores rurales hace pensar en que se vendrá una nueva temporada de conflictos, asi como criticó que el Estado deje en manos de las organizaciones sociales la asistencia alimentaria y de otras necesidades de las familias que quedan sin su fuente de trabajo.

 

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...