Una historia de la lucha de clases en los yerbales

Diego Schroeder (Mali) publicó recientemente su libro “La rebelión en los yerbales. Eusebio Mañasco y la lucha de los obreros de San Ignacio”, en el que vuelca su investigación sobre el primer sindicato de los trabajadores de las plantaciones de yerba mate en Misiones entre 1920 y 1921. En diálogo con El Reportero nos da algunas claves de esta experiencia de organización, su contexto histórico y las vicisitudes que llevaron a su disolución. Audio.

El nuevo oro verde: de los manchones de yerba en la selva a las plantaciones

Eusebio Mañasco, un obrero paraguayo militante de la Federación Obrera Marítima y de la Federación Obrera Regional Argentina (FORA) IX Congreso es el personaje central en esta historia, la de la primera experiencia de sindicalización de los peones de las plantaciones de yerba mate en Misiones.

Según nos comenta Diego Schroeder para que sea posible la conformación del sindicato y el triunfo de sus primeras luchas debieron darse ciertos cambios en la forma de producción de la yerba: la introducción del sistema de explotación de las plantaciones, lo que viene a crear condiciones distintas a las de la extracción de yerba de los manchones en la selva. El sistema de grandes plantaciones permitirá la conformación de una clase de peones asalariados que serán quienes darán luz a esta nueva experiencia de sindicalización.

En ese sentido, el autor de “La rebelión en los yerbales…” es cuidadoso a la hora de asimilar la experiencia de la que habla en su libro a la historia de explotación de los mensú, los antiguos peones semiesclavizados que extraían la yerba en el Alto Paraná.

“El contexto socioeconómico de San Ignacio es totalmente diferente a esa realidad de lo que se llama frente extractivo – caracteriza – A principios del siglo XX se va a empezar a desarrollar lo que se conoce como las grandes plantaciones de yerba. San Ignacio y alrededores se va a constituir como el epicentro donde se van a generar  los grandes cultivos a cielo abierto. Ahi se van a instalar las tres de las principales empresas: La Maria Antonia, de los hermanos Palacios; la Martín y Cia de un suizo francés Julio Martin y La Plantadora de Pablo Allaín.  Estos tres pioneros van a desarrollar el cultivo a gran escala y van a empezar a generar los primeros procesos de mecanización, de automatización de la producción. En ese contexto se va a desarrollar el primer sindicato que se tenga registro en la historia de Misiones de obreros yerbatero a iniciativa de un grupo militantes de la FORA IX Congreso que era una de las principales centrales obreras de Argentina y un grupo de militantes de la FOM uno de los sindicatos más importantes también de la Argentina” – resume.

Fundación y trayectoria del SOY:

Respecto a la fundación del sindicato, apunta que la misma se dio mediante una gran asamblea realizada en San Ignacio, a la cual asistieron tanto peones de los yerbales como personas vinculadas a la actividad y simpatizantes de las ideas obreristas. Asi quedó conformado el Sindicato de Obreros Yerbateros (SOY)  de San Ignacio y la misma asamblea eligió a Eusebio Mañasco, miltante paraguayo, como primer secretario.

Muy poco tiempo después el SOY lanzaría la primera huelga: “en un año se van a suceder una serie de huelgas y protestas, en la primera van a plantear un pliego de condiciones con las demandas de la época” – dice el autor en referencia a reclamo como jornada de 8 hs de trabajo, reconocimiento del sindicato, descanso dominical y supresión del pago en vales.

“Después de ese primer triunfo empieza una serie de protestas y otras huelgas que va a desencadenar un enfrentamiento del sindicato y un grupo de huelguistas con un sector patronal más reaccionario que son los hermanos palacios, Jesús y Andrés Palacios, los administradores de la María Antonia que van a ser los que van a fundar una brigada de la Liga Patriótica Argentina, que fue una organización ultranacionalista que funcionó en todo el país que tenía como objeto enfrentar a los obreros organizados. Todo termina con un incidente donde muere trágicamente un colono de Loreto de nombre Alan Stevenson. De ahi surge una causa judicial y van a terminar presas cinco personas: cuatro eran autores materiales del incidente, tres eran obreros federados. Y despues va a ser condenado Eusebio Mañasco también como instigador…” resume Diego Schroeder la corta trayectoria del sindicato de peones de la yerba. – “Se armó toda una causa viciada de irregularidades que en definitiva lo que yo analizo ahi es que la idea fue de los sectores de poder para sacar del medio a Eusebio Mañasco y desarticular la lucha…” expresa sobre una de las hipótesis contenidas en su libro.

Organización obrera, organización patronal: las corrientes sindicales y la fundación de la Liga Patriótica Argentina en Misiones.

Uno de los aspectos que remarca Diego sobre su libro es que el mismo es el resultado de un largo proceso de investigación, en gran medida de fuentes en archivos, y que no existía ninguna investigación previa a la suya sobre esta experiencia de organización obrera en Misiones.  También señala la necesidad de vincular las huelgas yerbateras al contexto nacional para comprender mejor la conflictividad y la organización de los peones en San Ignacio:

“La fundacion del sindicato en San Ignacio tiene que ver con el contexto nacional. A partir de 1916 hay un resurgimiento de las luchas obreras, pero mas que nada el contexto nacional es simultáneamente a lo que sucedía en las huelgas patagónicas, muy bien contadas por Bayer, y las huelgas de la Forestal en el Chaco santafesino. Que son dos hitos en las luchas populares de la época. Y lo que pasa acá en Misiones – por eso es tan importante que esto se conozca- está totalmente relacionado con esas dos experiencias, de los huelguistas en la Patagonia y en el Chaco santafesino.” valora y destaca en ese sentido la decisión de importantes organizaciones como la FORA IX Congreso y la FOM de aportar a la conformación del sindicato en Misiones.

Audio 2: el contexto nacional. Las organizaciones obreras, la Liga Patriótica Argentina. Prisión de Mañasco.

Pero asi como los trabajadores se organizaban, las patronales también lo hacían ante un escenario que consideraban de amenaza a sus intereses. Otro de los aportes interesantes que realiza Schroeder en su libro es el rastreo de las fuentes que dan cuenta de la creación de la Liga Patriótica en este contexto en San Ignacio:

“El primer antecedente de la Liga Patriótica Argentina en Misiones, justamente se funda en noviembre de 1920 en San Ignacio, en medio de la última gran huelga, y va a ser fundada por Jesús y Andrés Palacios, los administradores de la María Antonia, la mas grande compañía de cultivo de la yerba en Misiones. Fue una organización para estatal, parapolicial, ultranacionalista, xenófoba, conservadora y acá, demagógica … ” relata Diego, quien enumera entre las formas de acción de la Liga local la contratación de trabajadores desocupados, los crumiros, carneros o rompehuelgas asi como otras formas de intimidación, chantaje y amenaza a los obreros sindicalizados.

En esa línea de acción ubica el autor el incidente por el que Mañasco será llevado a prisión: “El 7 de junio de 1921 ocurre el incidente en la picada Yabebirí donde muere Alan Stevenson, que era un colono de Loreto (…) tenía relación con los plantadores de San Ignacio pero no era una persona que estuviera enfrentada a los obreros. (…) un incidente fatal que se da en medio de la última huelga donde ya se había decretado un boicot terrestre y marítimo contra las empresas. Se arma toda una causa y el sindicato desaparece, se desarticula, la última huelga termina… en septiembre de 1921 hay un intento de seguir con la huelga, hay un incidente con un nuevo delegado que intentan demandar y ahi se enfrentan con la Liga Patriótica. (…) A fin de año, están procesados y encarcelados las cuatro personas implicadas en el incidente y Mañasco procesado como instigador. Y en 1924 lo condenan a cadena perpetua. Yo voy hasta 1921.” – precisa Diego sobre el alcance de su libro, que es la primera parte de una historia más larga.

“Después hay una segunda parte que es la más interesante, que es por la que se conoce más a Mañasco. Al estar preso y ser condenado en una causa que fue totalmente irregular el movimiento obrero argentino en 1927 se moviliza por la libertad de él, una serie de movilizaciones en Buenos Aires por la libertad de Mañasco que van a coincidir con las luchas por Sacco y Vanzetti (…) El presidente Alvear lo indulta en 1927 y Mañasco sale en libertad. Y ahi vuelve a San Ignacio…” concluye. Pero esa parte será objeto de un próximo libro.


El libro “La rebelión en los yerbales. Eusebio Mañasco y la lucha de los obreros de San Ignacio. Primera parte. 1920- 1921” es una edición independiente del autor.

Se puede conseguir en:

– la tienda de rock That Metal Shop, (esquina Jujuy y Santiago del Estero)
-Librería Tras Los Pasos sucursal Posadas Rioja 1946, local Posadas Plaza Shopping, y también en Oberá, calle 9 de Julio 810. Todos los medios de pago.
-Revistería @El Ciclón, Colón y Tucumán, Posadas
-Kiosco @Las Mellizas, Santiago del Estero y Ayacucho, en la entrada de California supermarket, Posadas
-Podés pedirlo mandando mensaje privado a mis redes sociales: facebook: Mali Patch , Instagram: @mali_patch_ok y al whatsapp: 3764772816

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...