Bicicircoleta: un circo callejero con mensaje sobre el cuidado de la Tierra

Alan y Alice dan vida a un espectáculo de circo callejero que combina las artes circenses con un mensaje en favor del cuidado del ambiente, la soberanía alimentaria y la vida campesina. De paso por Posadas estos artistas itinerantes nos relataron su experiencia y sus próximos proyectos. Audio.

 

Alan y Alice son artistas itinerantes. Llevan años viajando por Latinoamérica en bicicleta. Él es oriundo de Campana, Buenos Aires y ella, de Suecia. Nos cuentan que luego de conocerse en Brasil, hace unos cuatro años, dieron origen al proyecto de la Bicicircoleta, un circo callejero que suma al color y a la fantasía del espectáculo circense un mensaje sobre el cuidado de la Tierra.

“Empezamos con esa idea de generar una obra de teatro más metida en el circo pero que tenga un mensaje sobre la Tierra, sobre sembrar los alimentos, sobre cuidar el monte… y ese proyecto lo venimos llevando, viajando desde Brasil por Perú, Ecuador, Colombia, después vinimos de vuelta para acá y ahi estuvimos haciéndolo por acá hace casi dos años desde el norte, Santiago del Estero, Catamarca, Corrientes y ahora acá en Misiones que llevamos ocho meses por ahi…” explica Alan, quien además relata que en su actividad viajera también intentan tener momentos para asentarse en algún lugar y trabajar la tierra: “Nosotros viajamos en bicicleta, siempre tenemos etapas en que viajamos cinco o seis meses y cuando paramos siempre buscamos parar en lugares donde la gente tenga una chacra o en los pueblos donde la gente nos pueda dar un espacio amplio para tener una huertita o algo…”

En este momento se encuentran residiendo en San Pedro: “…ahora llevamos ya como seis meses que estamos en el mismo lugar, en una chacra, y trabajando un poco con la soberanía alimentaria y también con sembrar árboles…”

Alice: de Suecia a Latinoamérica

Nacida en Estocolmo, Suecia, Alice nos cuenta sobre su búsqueda por explorar otras realidades y trabajar con cuestiones sociales, y de cómo llegó primero a Chile y luego se animó a recorrer Latinoamérica.

“Siempre me llamó la atención otros mundos, nunca me sentí muy cómoda en la sociedad donde vivía, donde me crié, sentía ganas de cambiarme de realidad (…) la sociedad sueca, por lo menos el sector donde me crié, es muy elitista, ya está muy marcada la línea por donde seguir. Todos siguen y nadie cuestiona nada de una estructura más global, de cómo funciona. Todo funciona bien ahí sabiendo que por fuera no funciona, están muy conformes en su burbuja y eso nunca me gustó. Siempre buscaba cuestiones sociales donde meterme, tratar de trasmitir cosas, hacer cosas que no sean solo por mi propio bien.  Y al venirme para estos lados como que me di cuenta más y más cómo funciona todo, de la globalización, de la explotación de la tierra, de los recursos humanos, de las diversidades culturales que me empuja cada día más y más a seguir haciendo cosas asi sociales, directamente relacionada con personas de campo. Y cómo a través del arte buscar formas de hablar de estas cosas y generar discusiones u  otra conciencia de cómo cuidar el medio ambiente que es el lugar de todos (…) Y por eso me siento muy bien de a través del circo o el teatro poder trasmitir ese mensaje…” reflexiona.

“Muchas veces vamos a las escuelas y hablamos con los chiquitos, ellos nos prestan mucha atención;  y al mismo tiempo de que ven payasos, colores y malabares escuchan y reciben mensajes, no solamente de que hay que cuidar el medio ambiente sino también que es posible vivir de otra manera. Nosotros representamos esa cultura más nómade, una contracultura de la hegemonía de la sociedad.” define Alice.

 

“El Sol y la Luna de maíz”:

El espéctaculo que presentan Alice y Alan se llama “El Sol y la Luna de maíz” y está inspirado en algunos elementos del Popol Vuh, el libro sagrado del pueblo Maya Quiché.

“En eso me inspiré para los diálogos y para hacer la obra, pero es solo una inspiración – aclara Alan -y trata de dos personajes que fueron creados de maíz, a principios de los tiempos fueron creados de maíz y van a enfrentarse con los de Xibalbá, que son como la representación del mal en esa época y nosotros lo trasladamos al presente y lo tomamos como el mal, como nos parece que es la opresión de hoy en día. Por lo general se trata de la opresión que vive la gente del campo…” relata. Y señala que introducen modificaciones en el relato de la obra para adaptarla a las distintas realidades de los lugares donde la presentan, pero que los lugares que recorren con más frecuencia son las escuelas rurales. En la obra los personajes hechos de maiz se enfrentan a los desalojos campesinos, al desmonte, al avance del agronegocio, que son personificados en los de Xibalbá.

Además de referir a una realidad que se extiendo por toda Latinoamérica, la obra se plantea como una reivindicación del cultivo tradicional del maíz, la base nutricional de varias de las culturas originarias de nuestra región:

“Para nosotros el maíz es un alimento muy ancestral, uno de los alimentos que está mas menospreciados en un país como la Argentina que la gente se cree que somos medio europeos, todavía en países como Bolivia, Colombia la gente respeta esos cultivos tan tradicionales, acá es como que ya se pasaron al trigo y no usan el maíz para nada, solamente para los chanchos o los animales –caracteriza Alan respecto al desplazamiento del cultivo del maiz por parte de otros cultivos introducidos posteriormente.

Gira por las aldeas mbya guaraní en Misiones:

Antes de que termine el año queremos hacer una gira por las aldeas mbya guaraní que están mas cerca del norte y donde más se pueda – proyecta Alan –la idea nuestra es hacer una gira en la que vamos a ir a las aldeas primero a hacer el espectáculo para los niños y para toda la gente que está en la aldea y de ahí pensamos en hacer unos talleres”  dice en referencia a algunas propuestas con las que trabajan, como el Teatro del Oprimido, o actividades como la cerámica o enseñar permacultura, siempre con la idea de intercambiar saberes: “mutuamente enseñarnos, nosotros llevar algo y que ellos nos den algo de enseñanza a nosotros también…”


Alan y Alice iniciaron una campaña de recaudación mediante internet para poder solventar su gira y llegar a la mayor cantidad posible de lugares.  La página para colaborar se encuentra en el siguiente enlace:

Campaña de recaudación para gira por aldeas mbya de Misiones

Para conocer más sobre el proyecto BiciCircoleta se puede ver su fan page: BiciCircoleta

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...