Diego Bergara, músico y productor: “Ahora mi proyecto es mi música”

El bajista Diego Bergara está abocado a la producción de su propio material discográfico, tras una gestación de diez años, y por eso desarrolla una tarea más introspectiva que aquella que le llevó a organizar festivales como el del “Jazz del Monte” en Santa Ana el año pasado. Audio.

Una nueva etapa musical vive el bajista y contrabajista de jazz misionero Diego Bergara, que ahora se propuso la meta de trabajar en su disco para que pueda ver la luz, y por lo tanto se dedica a componer, revisar temas, reestructurar y “aggiornar” el repertorio.

“Antes el foco era que la gente salga-no-obstante: no obstante la lluvia, no obstante el invierno, no obstante la crisis económica… Hacer todo para que la gente salga a escuchar música en vivo, que es lo más lindo que te puede pasar cuando salís a la noche. Ahora estoy en otra: me guardo, compongo, produzco”, explica.

Bergara integra la banda BBQ junto a Fernando Quintana y Marcelo Bonifato, y también suele tocar con Ronda y Pamela Ayala, pero además se hizo conocido por organizar festivales y otros eventos musicales, como el del “Jazz del Monte”, iniciativa que concretó el año pasado en la Cruz de Santa Ana y que reunió a músicos de la provincia y la región.

“Ya fue esa etapa. Lo hice sistemáticamente; se tuvo que hacer mucho para que se filtre y quede algo lo más interesante posible ocurriendo, dando vuelta… Ahora me estoy ocupando del contenido”, aclara.

Componer como tarea cotidiana

Bergara explica que está ocupando su tiempo de otra manera y que tampoco participa de muchos recitales; ya no toca tanto en público como antes. “Tenés que parar un poco. El ejercicio de componer es un 90 por ciento introspección total”, fundamenta.

Compara su método de composición musical con el de un escritor. “Cada cual tiene su método. Como el escritor que escribe todos los días sin esperar estar inspirado y que te agarre la inspiración en pleno proceso. Y otra cosa es escribir hoy, o laburar desde una idea. A mí me funciona estar todo el tiempo con el instrumento colgado, con el contrabajo”, precisa.

Sin embargo, no deja de recordar lo vivido y experimentado en su etapa más intensa de organizador de eventos. “En un momento tuvimos muchos problemas con los ruidos molestos, cuando la oferta se agrandó. En un momento en Villa Sarita, Aguacates, había música de miércoles a domingo y los vecinos dijeron “¿qué es esto?” Con pedidos de clausura todo el tiempo… Había que solucionar ese tipo de cuestiones legales, revisar una ordenanza…”

Cambios en el panorama musical de la ciudad

El músico y organizador cree que, a pesar de todos los inconvenientes, la música en vivo en Posadas evolucionó y que ahora se observa un mejor panorama.

“Volví hace diez años y había una realidad. Ahora hay otra realidad, que me parece mucho más positiva, donde, por ejemplo, se armaron asociaciones”, evalúa. Desde su punto de vista, las asociaciones buscan juntar fuerzas, puntos de vista o formas de acción. Explica: “Al no haber un ministerio al que puedas acudir o un sindicato que ponga lo que hay que poner por vos, las asociaciones son aproximaciones a este tipo de organismos.”

Según Bergara, los cambios en el campo laboral se hacen evidentes cuando se constata que hay más lugares con música en vivo que antes, y también hay más compañías de sonido que antes. “No tenés que contratar a nadie de Buenos Aires; hay técnicos, buenos, hay equipos buenos”, se explaya.

Además, ahora los artistas de otros lugares o del extranjero pueden venir solos, sin un grupo a cuestas, porque incluso existen músicos o bandas que los pueden acompañar en sus presentaciones. “Pueden recurrir a los músicos profesionales misioneros. Eso está buenísimo”, remarca.

Agrega a la descripción que también se ha encontrado con muchos productores, que antes no había, por lo menos no en la misma cantidad.

De todos modos, la situación para el músico misionero tiene sus bemoles. “Es mucho más efectivo tener un trabajo y dedicarte a tu música que dedicarte cien por ciento a la música. Cien por ciento cuesta en cualquier lugar del mundo”, señala. “Seguimos en la misma lucha, que es una lucha re pacífica, pero activa”, plantea.

Otros proyectos

A pesar de estar con la cabeza en su propia obra de arte, Diego no se queda quieto y tiene otros proyectos en vista. “Vuelve Ronda, vuelve mi grupo (BBQ), que además incorpora a Chungo Roy y Facundo Quintana. Si Dios quiere haremos otro festival en diciembre… Siempre toco con Pamela Ayala, que me encanta. Y dar clases a full, en este pequeño estudio, y en la Escuela de Música”, anticipa.

No obstante, tiene clara su prioridad actual: “Tengo que sacar mi disco, que tiene 10 años, entre idas y venidas, hijas nuevas… Encima la música te va quedando vieja, tenés que ir aggiornando las canciones, ver si valen la pena o no…”.

Considera que este aspecto de la creación musical también debe ser trasladado a la organización de eventos, para que se tome como premisa el hecho de que los grupos que quieran acceder a los festivales toquen música propia, como ya se hizo en Selva Adentro y Selva Express. “Que los que tocan sea con música orginal de Misiones”, propone.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...