“La realidad es de trabajadores con ingresos que los ubican por debajo de la línea de indigencia, apenas para alimentarse, o por debajo de la línea de pobreza”

Jorge “Koki” Duarte,  Secretario General de ATE Misiones,  se refirió al anuncio de un aumento salarial del 20% para los trabajadores estatales realizado por el ministro Safrán. Además de calificarlo de insuficiente, el dirigente sindical expresó la necesidad de un diálogo que permita abordar cuestiones como la precarización laboral y la desigualdad salarial al interior del Estado misionero.

Salarios vs. Inflación:

“Es insuficiente… En los últimos cuatro años tuvimos un incremento salarial que giró alrededor de 86% cuando la inflación superó el 166%.” compara Duarte. “Venimos perdiendo hace muchísimos años contra la inflación, contra las tarifas de servicios básicos como agua y energía que en estos últimos cuatro años subieron más del 2000%. ¿Cómo hacemos frente con nuestros magros ingresos?”  se pregunta el dirigente de ATE Misiones.
“Este 20% con salarios de 16 mil, 17 mil o 20 mil pesos no cubre lo que hemos perdido el año pasado cuando la inflación fue más del 55 % y nuestra pauta fue del 23% de aumento. Urge que nos sentemos a discutir estos temas.”  reclama el referente de ATE, sector que es sistemáticamente excluido de todo tipo de consulta o debate acerca de las cuestiones salariales o laborales de los trabajadores estatales misioneros por parte de las autoridades provinciales.

Sin paritarias ni espacios de diálogo:

El anuncio realizado por el ministro de Hacienda Adolfo Safrán contó con el aval del dirigente del otro gremio de trabajadores estatales, Jorge Giménez de la UPCN, quien se refirió a que el aumento decidido por el gobierno provincial había sido el resultado de un “arduo trabajo”.

La pauta del 20%, que se distribuirá en un aumento del 13% en el mes de febrero y un 7% en el mes de marzo no alcanza a recomponer lo que los trabajadores del Estado perdieron con la inflación de 2019, cuando tuvieron un incremento del 23% frente a una inflación del 55%; ni tampoco a descontar la inflación prevista para el 2020, que se ubica en torno al 40%.

“Contra eso venimos batallando e interpelando al Estado, ellos anuncian una pauta, argumentan que después de un arduo trabajo. Sabemos que no existió trabajo de discusión salarial excepto en el despacho del ministro Safrán haciendo cálculos y recalculando cómo impacta lo que dispusieron en estos días. Ese trabajo es de él y no de los sectores que debemos estar involucrados. Debemos tomar como ejemplo la discusión paritaria a nivel nacional, si bien acá no existe un ámbito de esas características , pero bien puede funcionar una mesa donde abordemos la problemática laboral y salarial. Ese espíritu democrático no rige en la provincia. Necesitamos sentarnos a discutir, a debatir porque esto no va a traer para nada alivio.”  – advierte Duarte, quien expresa la necesidad de un diálogo que incluya otras cuestiones como la precarización laboral a la que está sometida una parte importante de lxs trabajadores estatales en la provincia y la necesidad de corregir la matriz salarial del Estado misionero.

“Otra situación que no queremos dejar de remarcar es la situación de la precarización laboral justamente en estos ministerios sensibles o de cuidados.  – dice en referencia a áreas como Desarrollo Social o Salud Pública. “Tremendo flagelo que nosotros entendemos que es un claro fraude laboral. Ninguna caja previsional va a tener sustento porque un alto porcentaje de sus trabajadores están trabajando sin realizar esos aportes…”– remarca, en relación a cómo la precarización laboral y el trabajo en negro atentan directamente contra la sustentabilidad del sistema previsional.

Adicionales diferenciados y matriz salarial distorsionada:

Duarte indica que los peores índices salariales se dan en  ministerios como Salud Pública  y Desarrollo Social, y también a otros  relacionados a la administración central. En estas entidades existe una marcada desigualdad salarial con respecto a otros ámbitos estatales.

Uno de los elementos que contribuyen a esa desigualdad es el pago de un adicional del 60% sobre el aumento general que se anuncia cada año a los trabajadores de algunas áreas del Estado, lo cual agranda la brecha salarial entre trabajadores que realizan muchas veces tareas equivalentes.

El reclamo de la extensión de ese adicional a otras áreas del Estado fue un elemento común a varios de los conflictos que se dieron durante el 2019: lo reclamaron lxs trabajadores de Cultura, Desarrollo Social y Salud Pública con un planteo de equiparación salarial con otrxs trabajadores estatales que lo perciben y realizan tareas equivalentes.

 

“Queremos encuadrar nuestro reclamo en el marco de lo que establecen algunas normativas: a igual tarea igual remuneración, cosa que en la práctica hay cientos y miles de ejemplos donde no se reproduce ese derecho” – expresa Koki Duarte sobre el impacto distinto que tendrá el aumento anunciado sobre los salarios de lxs trabajadores que perciben el adicional respecto a quienes no lo perciben.
“Esta pauta salarial reproduce una injusta distribución del salario en la administración pública”  – resume el dirigente, quien compara los 4 mil pesos que recibirán de aumento en promedio lxs trabajadores sanitarixs frente a otros sectores que percibirían aumentos que podrían superar los 20 o 25 mil pesos.

Asimismo, frente a una pauta general que considera insuficiente, señala que en los últimos años el gobierno provincial no aceptó renegociar salarios luego de haber anunciado el aumento que había decidido.

“Ojalá reaccionen nuestros compañeros para poder revertir esta pauta. Eso va a depender de nosotros y de los trabajadores” – opina, y advierte que el aumento anunciado por el gobierno con el apoyo de UPCN no responde a la realidad: “La realidad es de trabajadores con ingresos que los ubican por debajo de la línea de indigencia, apenas para alimentarse, o por debajo de la línea de pobreza, impidiéndole cubrir las necesidades básicas de una familia.” definió.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...