“No nos alcanza para comer”

Vecinos destacan las dificultades que afrontan debido a las restricciones derivadas de la cuarentena. Unos opinan que los productos subieron de precio. “Si no vendemos pan no comemos, y hoy llegamos al fondo”, relatan otros. Audios

En una recorrida hecha por Reporterxs en los barrios de Posadas, se recogieron testimonios de los que aún transitan por las calles tratando de llevar su vida adelante a pesar del aislamiento total decretado por el Gobierno.

Una pareja que se dedica a vender pan, para alimentar a su familia, contó que llegaron al fondo y ya no les alcanza para comer, debido a que la venta bajó a tal punto que debieron optar entre comprar la harina para seguir produciendo o comprar alimentos para sus hijos. Se trata de un hombre mayor, Enrique, a quien le está vedado salir debido a su edad, y una mujer con pinzamiento de vértebras, Mirta, que debió hacerse cargo de la venta ambulante, además de la preparación del producto. Remarcaron las perjuicios que están sufriendo en los últimos tiempos. “Hay mucha gente que está pasando mal, y muy mal“, opinó Mirta y agregó: “y nosotros somos de los que estamos pasando mal“.

El presidente puede hablar allá pero nosotros estamos en la miseria“, manifestó Mirta. Su vida se reduce, de lunes a lunes, a elaborar pan y venderlo, que es su único medio de subsistencia desde hace 6 años. “Si no vendemos pan no comemos“, explicó. Pero los últimos días los encontró en el nivel más bajo.. “Hoy agotamos lo último. Llamás a tu hermano, no tiene, llamás a tu madre, que está en aislamiento, no tiene.  Llamás a tu hermana, que es maestra, no tiene, sino traería una caja de mercadería. No podemos salir de acá en este momento“. En este momento, al salir a trabajar, se arriesgan a que les lleve la policía porque sólo ella cuenta con un permiso municipal y no se puede mover mucho por su problema de salud.

Otra vecina, Leonela, relató que las cosas “subieron en forma impresionante” y a pesar de las ayudas oficiales no se puede comprar en un almacén, por ejemplo, el alcohol en gel tan recomendado como medida de prevención. Aunque reconoció tener ayuda de las maestras, que les mandan tareas a los chicos, opinó que la subida de los precios ocasiona la tristeza de la gente. “Es impresionante la tristeza que hay en la calle“, consideró.

 

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...