“La necesidad realmente está azotando mucho”

24/04/2020: Comedores comunitarios hacen frente a la difícil situación generada por la cuarentena en los barrios populares. Uno de ellos es el de la Chacra 159, gestionado por la organización La Poderosa. http://www.elreportero.info/2020/04/24/la-necesidad-realmente-esta-azotando-mucho/

Reporterxs continuó su recorrida por los barrios populares de Posadas para mostrar cómo se está viviendo la cuarentena en los sectores más vulnerables y el rol que cumplen las organizaciones sociales en medio de la crisis. Esta vez visitamos el merendero “Mis Manos Daré” de la chacra 159, de la organización barrial La Poderosa. Audio.

 

La Poderosa es una organización barrial nacida en Villa Zavaleta, Buenos Aires, que fue extendiendo su planteo de trabajo comunitario por Argentina y América Latina. Con presencia en casi todas las provincias, en Misiones tienen núcleos organizativos en Posadas e Iguazú.

En la chacra 159 de Posadas la organización sostiene un merendero y una cooperativa textil. Reporterxs dialogó con Romina, Elvira y Audelina, quienes trabajan para garantizar la merienda de los chicos tres veces por semana.

Trabajo voluntario:

“Hace casi un año tenemos este espacio para compartir con los chicos la leche – relata Romina – También nos dedicamos a hacer la leche para el espacio de apoyo escolar. Por el momento estamos las tres en la cocina. Tratamos de hacer todo el trabajo conjunto. “ describe y aclara que las actividades de apoyo debieron suspenderse por la cuarentena.
“Los lunes, miércoles y viernes a las 5 y media empezamos a repartir la leche.  A las 3 nos juntamos ya. No tenemos ningún beneficio por el momento. Tenemos el nombre del merendero que se llama ‘Mis manos daré’. No cobramos nada por lo que hacemos, ponemos lo mejor de nosotros con las ayudas que nos brindan y gracias a eso hace casi un año que estamos manteniendo el espacio.  (…) Con lo que nos proveen nosotros somos las que elaboramos con nuestras propias manos a lo que de lugar hacemos, si podemos hacer pasta frola, pancitos dulce, galleta y pan casero…”  enumera.

Romina, una de las encargadas del merendero “Mis Manos Daré”.

“Estoy sin trabajo, el trabajo que tengo es el trabajito de seguir haciendo la merienda – expresa Audelina sobre su situación actual – Seguimos porque hay muchos chicos que siempre piden leche, siempre preguntan si hacemos merienda, asi que nos pusimos de acuerdo para hacer la merienda en esta cuarentena.” – explica sobre la decisión que tomaron de dar continuidad a las actividades a pesar del Aislamiento Social Obligatorio.

Audelina, otra de las integrantes del merendero de La Poderosa de la chacra 159.

 Recursos: la principal dificultad

Elvira es la dueña de la casa en la que se elabora la merienda. Relata que el merendero se inició por una propuesta suya, luego de que la organización recibiera una entrega de mercadería que resultaba insuficiente para repartir entre los vecinos.

“A nsotros nos habían mandado mercadería y como no era mucho  les dije a ellos ‘por qué no hacemos merienda para los chicos’. (…) ellos estuvieron de acuerdo conmigo. Y desde ahi empezamos con la merienda y seguimos, gracias a Dios todavía. A veces nos trancamos un poco pero seguimos otra vez. “ – repasa.

Elvira, integrante de la asamblea de La Poderosa. Presta su casa para hacer el merendero en la chacra 159.

Entre las dificultades que encuentran a la hora de dar continuidad al proyecto, ejemplifica: “No tenemos transporte a veces para ir a buscar la mercadería. Los vecinos algunas veces nos ayudan a buscar la mercadería.”

Audelina agrega: “Necesitamos los insumos necesarios para hacer más merienda, levadura, aceite y el gas. Eso es lo que necesitamos para seguir … Mas adelante podemos pedir una amasadora y eso porque si no nosotros amasamos unos 6, 7 kilos de harina y para hacer más pan necesitamos esos instrumentos.”

” Y lo que necesitamos es el horno – retoma Elvira – Yo tengo mi hornito y con eso nosotros cocinamos pero es chico el horno y hay que sacar y meter y a veces no da abasto para cocinar todo el pan porque son muchos los chicos. Le damos con cereales porque solo pan no nos da abasto para hacer todo.” explica y aclara que actualmente proveen de la merienda a unos 125 niños.

Necesidades sin fin: la búsqueda diaria de la comida

Romina informa que hay otros comedores y merenderos en el mismo barrio, pero que en la situación actual todos tienen mucha demanda y los niños buscan alimento en todos los emprendimientos solidarios:

Merendero“Hay varios merenderos y los que retiran el almuerzo también. Y los mismos que son participantes de nuestro merendero participan de otros yendo a buscar la merienda como el almuerzo. A veces van a buscar allá y pasan por acá y preguntan acá porque la necesidad realmente está azotando mucho”– describe y se incluye entre quienes necesitan de la ayuda alimentaria: “Yo al venir acá ayudo a hacer y cuando me voy de acá me llevo la copa de leche para mis nenas, el pancito también. Si yo tengo que sacar de mi bolsillo eso también es gasto entonces si yo vengo y colaboro acá yo retiro la leche automáticamente para ellos también y es una ayuda. En este momento todo ayuda.”

El barrio: la chacra 159 es un asentamiento de familias en la zona de Villa Cabello.

Demandas al Estado:

Como sucede con otras organizaciones que sostienen proyectos solidarios, La Poderosa no recibe ayuda de parte del Estado provincial y solamente cuenta con entregas periódicas de alimentos secos de parte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Como sucede habitualmente, los proyectos continúan en base a la voluntad de quienes participan, la colaboración de los vecinos y las campañas de solidaridad que lleva adelante la organización.

Campaña de Solidaridad de La Poderosa. Se puede colaborar.

 

En esa situación, Romina plantea: “Pedirle al Estado que se ocupe de nosotros porque estamos acá en función de brindar servicios a la comunidad. Nosotros estamos conteniendo a estos chicos” – argumenta y destaca la cantidad de tiempo que dedican a ese trabajo.

“Le pedimos directamente al Estado que se haga cargo de nosotros, estamos al servicio de ellos y nosotros no le podemos dejar. Aparte  si tenemos más ayuda eso va a hacer que esto nos fortalezca en realidad. Si podemos trabajar mas días vamos a trabajar mas días para que esto no se corte, porque la necesidad no se corta. ” concluye.

 

 

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...