“El Gobierno ha utilizado a la pandemia como un pretexto”

Docentes de agrupaciones y gremios no oficialistas reclamaron ayer en diferentes puntos de la provincia la reapertura de la mesa de diálogo con el Gobierno. Reporterxs dialogó con Jorge Romero, docente del MPL, quien criticó la falta de respuestas de las autoridades a las propuestas que presentaron y se refirió a los planteos que surgen en cuanto a cambios en paradigmas educativos. Audios.

 

Las organizaciones docentes que habían logrado en el mes de marzo la apertura de una mesa de diálogo con el gobierno  (UDNAM, MPL, UTEM, ATE, Agrupación Tribuna Docente, Corriente Nacional Conti-Santoro y Autoconvocadxs) reclamaron que se reanude el funcionamiento de ese ámbito, en el cual habían presentado propuestas que quedaron sin devolución por parte de las autoridades.  Lo hicieron con manifestaciones en distintos puntos de la provincia y en Posadas presentaron un petitorio en Casa de Gobierno.

En el petitorio se incluyeron entre las situaciones que se demanda resolver además del aumento salarial a los docentes activos y jubilados, la situación de precarización laboral de las cocineras escolares y la resolución de cuestiones administrativas que afectan aspectos laborales de lxs docentes, como las altas en cargos de suplencias.

Jorge Romero, integrante del Movimiento Pedagógico de Liberación se refirió al estancamiento de la Mesa de Diálogo:

“Nosotros hemos intentado venir planteando que la provincia ha recibido muchos recursos, en cuanto a recursos coparticipables y a lo que tiene que ver con recursos específicos de la Ley de Financiamiento Educativo que permiten atender la factible y razonable propuesta que hemos hecho desde marzo y que el gobierno se ha empeñado en no discutir. En definitiva, ha utilizado a la pandemia como un pretexto…” caracterizó.

La Mesa de Negociación comenzó a funcionar en el mes de marzo con propuestas concretas presentadas y defendidas desde el ámbito docente no oficialista. Sin embargo, el Gobierno discontinuó las negociaciones alegando la situación de cuarentena y luego se realizaron reuniones por videoconferencia en las cuales tampoco se dio respuesta a las demandas.
 “Estamos aquí de alguna manera retomando esa lucha que nunca cesó, que se manifestó en las redes sociales y se mantuvo latente a través de distintas expresiones y manifestaciones de compañeros a lo largo y ancho de la provincia y que hoy se expresa en las plazas a través de pancartas, a través de consignas y aqui en la Plaza 9 de Julio donde nos hemos congregado para venir a entregar un petitorio exigiendo de manera urgente y presencial que retomemos la discusión de la Mesa” -enfatizó Romero.

Educación en tiempos de pandemia, nuevas tendencias y brecha educativa

Las preocupaciones de los docentes que se mantienen en estado de alerta superan la cuestión salarial. La nueva realidad de la cuarentena y la pretensión del Gobierno de que se continúe el proceso educativo en ese contexto puso a los docentes repentinamente ante un desafío inesperado y para el cual no están resueltas cuestiones mínimas como la igualdad en el acceso a la conexión a internet.

La brecha tecnológica existente al interior de la comunidad educativa planteó dificultades del comienzo mismo de la cuarentena y pone en discusión si las tecnologías pueden reemplazar la presencialidad en el aula.  Romero caracteriza a Misiones como “una provincia con muchas dificultades de conectividad, donde los docentes han intentado superar todos los obstáculos habidos y por haber para superar esas brechas y en el afán de hacerlo se han profundizado esas brechas”.

Sobre las diferentes plataformas virtuales y el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TICs) en el proceso educativo, señala que “si bien podía contemplarse como una herramienta complementaria,  a veces se tiende a pensar que eso viene a ser la razón de ser del proceso educativo y ahí hay una confusión muy grave. Lamentablemente desde el Gobierno se ha bajado una línea, una directiva, que tiene que ver con concebir que como el Gobierno está a la vanguardia en ciertas implementaciones no hay razón para no decir que podemos continuar de manera normal el proceso educativo. Y eso se ha roto, se ha quebrado por las mismas característricas que tiene nuestra provincia” evalúa y destaca que “nada puede reemplazar la presencialidad del proceso educativo”

Para el docente , los esfuerzos que están realizandolos docentes de educar de manera virtual en un contexto de emergencia no pueden pensarse como una manera de educar de manera habitual, pero en cambio hay sectores que promocionan la virtualidad como la educación del futuro y esos planteos están vinculados a pretensiones privatistas de la educación:    “Empiezan a aparecer un montón de planteos y tendencias que en definitiva lo que están escondiendo es un gran negocio internacional.” – advierte Romero y se refiere a la asociación de la Plataforma Guacurarí con la Plataforma TIC Mas, del grupo Viatec, una empresa trasnacional.
“Si uno empieza a escarbar uno se encuentra con que hay (…)  grandes personajes que conciben a la educación como un servicio, y asi como venden servicios financieros también vender servicios educativos “ revela.

Audio 2: Jorge Romero (MPL) cambio de paradigmas educativos, virtualidad, flexibilización laboral.

 

Asimismo, el docente advierte que la pretensión de brindar un papel cada vez más central a las TICs en el proceso educativo conlleva un cambio de paradigma en cuanto al rol del docente y a las competencias que se trabajan en lxs alumnxs:

“Esto tiene que ver con la reforma educativa (…) se empieza a concebir al docente como un facilitador (…) que va introduciendo las nuevas competencias llamadas competencias blandas para las nuevas transformaciones del capitalismo” – explica, e indica que hay competencias que son parte de la educación tradicional y que son dejadas de lado en los nuevos paradigmas: “la comprensión, el pensamiento crítico, la socialización… Todos estos procesos están generando una formación ermitaña. ¿Dónde está la raiz esencial del proceso educativo colectivo, de paradigmas que han permitido que gran parte del proceso de aprendizaje descanse en gran parte en el hecho de poder compartir con otros chicos, con otras chicas, con el conjunto, con un colectivo? Eso hace a la formación de un ser íntegro, un ser social. El objetivo parece ser formar experiencias muy individuales de aprendizaje que hoy están muy condicionadas por la capacidad de adquirir esas herramientas (…)  y ahi vemos las brechas educativas y digitales…”

Modificación de la Ley Nacional de Educación:

El jueves 21 de mayo la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de modificación del art.. 109 de la ley de Educación, según lo manifestado, para adaptarla a la situación de cuarentena, ya que la educación por medios virtuales estaba prevista solamente para mayores de 18 años.

El tratamiento se dio de manera casi sumaria, sin consultas a la comunidad educativa y en tiempos muy cortos.

Jorge Romero expresa las reservas de su agrupación acerca del tratamiento que se le está dando desde el Congreso al tema:

“Al modificar el art. 109 justamente se introduce un concepto que es de suma gravedad por su elasticidad,  por su maleabilidad y que tiene que ver con esto de además de situaciones de cuarentena o situaciones sanitarias introduce la noción de ¨en caso de fuerza mayor¨ y eso se puede aplicar a un montón de situaciones. Una huelga prolongada pueder ser evaluada como una situación de fuerza mayor, una crisis económica o una emergencia económica puede ser evaluada como de fuerza mayor. Entonces eso significaría que en vez de solucionar y atender las urgencias reales delos tranbajadores de la educación, delos trabajadores en general, se va a priorizar buscar estas metodologías que en definitiva lo que viene a plantear es lo que acabo de mencionar, que hay grandes empresas que se están dedicando a facturar millones vendiendo servicios educativos” advierte.

Esa modificación viene a legalizar la virtualidad educativa que además viene de la mano con nuevas situaciones en lo laboral que no están contempladas en el régimen de trabajo docente. Al respecto, Romero expresa dudas sobre los cambios en la ley en base a una situación de excepcionalidad:
“Hay muchos interrogantes,  pero lo que se buscan de alguna manera es flexibilizar. El teletrabajo ha elastizado totalmente los tiempos laborales. Ese tipo de cosas no están reguladas a nivel laboral.  Son varios los interrogantes que hay que plantearse en función de todo esto. Es muy llamativo que haya habido tanta premura en discutir esto sabiendo que estamos hablando de una situación de mucha excepcionalidad y que de repente aparezcan nociones tan vagas como la de fuerza mayor.” concluye

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...