“No nos dan ninguna alternativa, es el Bosetti o nada”

Una notificación por ruidos molestos fue toda la respuesta que obtuvieron  los vendedores callejeros que protestaron ayer frente a la  Municipalidad de Posadas en reclamo de que los dejen regresar a sus puestos de trabajo. José Luis, delegado del SiVARA del microcentro resumió lo sucedido en la jornada de ayer. Audio.

Los vendedores nucleados en el Sindicato de Vendedores Ambulantes de Argentina (SiVARA) realizaron una ruidosa protesta durante la mañana de ayer frente al edificio municipal y solicitaron dialogar con el intendente Eduardo Stelatto.  Reclaman que los dejen regresar a los puestos que tienen asignados para venta callejera ya que llevan casi 90 días sin poder trabajar, desde el inicio de la cuarentena.

Semanas atrás, el intendente Stelatto emitió un decreto por el cual todos los vendedores con lugares asignados en las veredas del centro mediante ordenanza municipal deben emplazar sus puestos en el Paseo Bosetti. La medida es rechazada por los vendedores, quienes desmienten que se base en razones vinculadas a la emergencia sanitaria y además indican que necesitan regresar a los lugares que tienen asignados desde hace años.

La protesta de ayer frente al edificio municipal se extendió durante varias horas de la mañana y luego se realizó en el lugar una olla popular.

“No conseguimos nada, nos cursaron una notificación por el ruido (…) Nunca nos llamaron para hablar, nunca nada. Después hubo un intercambio entre los compañeros. La gente está desesperada.” – resumió con desazón José Luis, delegado de los vendedores del microcentro, quien también reveló que el dirigente del SIVARA Fusté Padrós se ausentó de la protesta para dedicarse a responder las notificaciones de las actas de infracción que la Municipalidad viene cursando a las y los vendedores que intentan reabrir sus puestos de venta.

“Ellos vienen con todo pero ellos no cumplen la ley. Porque nosotros tenemos una ordenanza y una reglamentación, y esa ordenanza tiene un rango jurídico que al estar hecha por el legislativo y el ejecutivo tiene mucho más peso que un decreto. Ellos hicieron prevalecer el decreto y a nosotros nos intimaron para echarnos a todos de la vereda.” relató el delegado.

 

Desde el SIVARA también se presentó un recurso ante el Ministerio de Trabajo de la provincia, en el cual se notificaba que las y los vendedores permanecerían en sus puestos de venta en las veredas como forma de protesta, enmarcada en el derecho a huelga. La medida fue avalada por la Ministra de Trabajo Silvana Giménez, sin embargo, la municipalidad de Posadas la desconoció y procedió a labrar actas de infracción a vendedores que intentaron abrir sus puestos de venta.

A pesar de esto, las trabajadoras y trabajadores insisten en regresar a sus trabajos en sus lugares habituales y reclaman la legitimidad del derecho que les asiste, por lo que continúan en estado de movilización, aunque sin lograr avanzar en acuerdos con las autoridades municipales.

“No conseguimos nada, ellos no respetan ninguna ley. No nos dan ninguna alternativa, es el Bosetti o nada”- resumió José Luis.

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...