“Asumimos el compromiso de estar todos los jueves en la plaza levantando la bandera de los jubilados docentes”

Docentes activos pertenecientes a la Mesa de Docentes en Lucha retomaron ayer por la mañana la marcha que realizaban todos los jueves los jubilados docentes, para dar continuidad a las luchas de activos y pasivos. Reporterxs dialogó con Ernesto Avellaneda, de la Unión de Trabajadores de la Educación de Misiones (UTEM- CTA A). Audio.

 

Durante más de seis años, docentes jubilados nucleados en la Agrupación Marea Blanca se presentaron todos los días jueves en la Plaza 9 de Julio de Posadas para realizar la marcha en reclamo de la correcta liquidación de sus haberes jubilatorios y el pago de millonarias sumas que el IPS les adeuda tras años de  abonar las jubilaciones que no se ajustan a derecho.

La disposición del Aislamiento Social Obligatorio implicó la suspensión de las marchas, pero la situación salarial de jubilados y jubiladas docentes sigue deteriorándose y es parte de los reclamos que sostiene la Mesa de Docentes en Lucha, espacio integrado por gremios y agrupaciones docentes no oficialistas que viene reclamando una real recomposición salarial desde febrero de este año.

Dada la imposibilidad de las y los docentes pasivos de regresar a la Plaza, ya que se encuentran dentro de los grupos de riesgo en el marco de la pandemia de Covid 19, la Mesa de Docentes en Lucha decidió el pasado 15 de junio que los docentes activos retomaran la marcha de los jueves y den continuidad a los reclamos.

“Asumimos el compromiso de estar todos los jueves en la plaza levantando la bandera de los jubilados docentes, los reclamos de ellos acompañados por los nuestros” – informa Ernesto Avellaneda, docente e integrante de la Unión de Trabajadores de la Educación de Misiones (UTEM- CTA A).

“El principal reclamo de los jubilados docentes es la movilidad jubilatoria que corresponde asegún la ley con la cual se jubilaron – recuerda –  Cada vez que hay un aumento al sector de los activos docentes debería subir el sueldo de los jubilados docentes. Esto no se está dando ya desde hace 10 años, desde aquella ley de emergencia salarial, por la cual el Gobernador determina cuándo y cuánto le corresponde en aumento a los jubilados. De ahí que mes a mes, año a año se fueron acumulando porcentajes de salario que se le deben a los jubilados …” resume.

Ernesto Avellaneda, UTEM CTA A.

Esa acumulación de porcentajes no pagados y liquidaciones mal practicadas configuran una deuda colosal del IPS con miles de jubiladas y jubilados docentes. Desde que iniciaran los reclamos más de seis años atrás, varios de ellos han fallecido sin haber tenido respuesta favorable desde el ente previsional ni desde el Gobierno de la provincia.

Las y los docentes que se hicieron presentes en la Plaza ayer reclamaron no solamente por la situación de los ya jubilados, sino por la situación salarial que viven como docentes activos que en muchos casos condiciona la posibilidad de jubilarse:

“Hay muchos docentes activos,  principalmente maestros y maestras con más de 60, 70 años; con más de 40 años de antigüedad en el cargo que no se quieren jubilar o bien no se pueden jubilar porque significa una merma demasiado importante en lo que es la plata que les llega a los bolsillos.” – ejemplifica Avellaneda, quien refiere a que los bajos niveles salariales entre las y los docentes los llevan de forma habitual a situaciones de endeudamiento crónico: “Hay personas que no se pueden jubilar porque deben plata de acá a 20 años en adelante (…) Con el salario actual no puede el maestro en actividad jubilarse por estas cuestiones.”

La persistente inflación y las nuevas modalidades educativas que se le imponen a las y los docentes en tiempos de pandemia también afectan de manera directa al salario docente:

“Los que estamos en actividad estamos sufriendo el embate de la inflación, principalmente el maestro de grado que es el escalón más bajo de la escala salarial y no puede llegar a fin de mes – caracteriza Avellaneda – Y ahora con estas nuevas cargas de tareas virtuales, que muchos no tienen acceso a internet, tiene que pagar internet, comprar teléfonos o computadoras de mejor calidad para llevar adelante las clases.” apunta.

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...