#25A: contra el acuerdo con China para instalar megagranjas porcinas

La convocatoria a protestar en todo el país contra la firma de un acuerdo con China para la instalación de granjas de cría masiva de cerdos tuvo eco también en Posadas, donde militantes políticos y activistas ambientales se concentraron en la Plaza 9 de Julio ayer en horas de la mañana. Reporterxs dialogó con Sofía D´arpino, militante de XR, en relación al rechazo al “acuerdo porcino”. Audio.

#BastaDeFalsasSoluciones es una de las consignas de los manifestantes en rechazo a la inminente firma de un acuerdo entre Argentina y la República Popular China para la instalación de mega criaderos de cerdos. La actividad, altamente contaminante y a la que se atribuye generar ambientes propicios para la propagación de enfermedades, es presentada por el gobierno argentino como una opción de salida a la crisis económica que golpea al país.

La convocatoria a manifestarse, realizada desde organizaciones sociales, políticas y asamblearias ambientales, encontró adhesión en gran cantidad de localidades en todo el país, y se realizó con la estricta advertencia de concurrir con barbijo y mantener la distancia social. En Posadas, las y los manifestantes se concentraron en la Plza 9 de Julio, frente a la Casa de Gobierno, donde exhibieron sus carteles y dialogaron con la prensa.

Sofía D´arpino, joven militante de XR (Rebelión o Extinción) se refirió a esta iniciativa:

“Estamos acá ante esta convocatoria a nivel nacional y nos adherimos porque si bien estamos conscientes del contexto pandémico también vemos sumamente necesario, casi desesperadamente, que nos escuchen.” – expresó, aludiendo a la situación de emergencia sanitaria y ambiental que atraviesa el mundo.

Sofía D´arpino, militante de XR (Rebelión o Extinción) y de Jóvenes por el Clima.

“Urgente es que no se firme este acuerdo porcino, porque el daño al ecosistema que se haría sería enorme y vamos a llegar un punto en que no podemos marcha atrás esta destrucción ambiental. Nos va a pasar por arriba.” – advirtió, y apuntó a uno de los ejes en que se basa la convocatoria: “Si bien la economía es sumamente importante, el peso que tiene, el daño ambiental y la desigualdad social es mucho más grave. No es una verdadera solución.”

Días antes, desde la Unión de Asambleas Ciudadanas, red de asambleas ambientales de todo el país, emitieron el documento titulado  “Ni Una Pandemia Más”, donde criticaron al modelo económico extractivo y lo relacionaron con la generación de pandemias:

“En medio de la cuarentena, en lugar de terminar con las causas de esta pandemia que tienen origen en la destrucción de los ecosistemas, las políticas del Estado van en el sentido contrario al que deberíamos transitar, potenciando actividades que sólo traen más destrucción ambiental, más enfermedades y más crisis económicas que generarán más pobreza y peor calidad de vida. Mientras que toda la población cumple con un aislamiento social que ya lleva más de cuatro meses, estas actividades fueron declaradas esenciales por el Gobierno y continuaron operando impunemente…” sostiene el documento.

El acuerdo que estaría pronto a firmarse entre el gobierno nacional y el gobierno chino implica la instalación en Argentina de magafactorías de cerdos para proveer de carne al país oriental.  Esta actividad es definida por las asambleas ambientales en su documento como uno de “los  nuevos peligros dentro de este  modelo de saqueo y contaminación” en el marco de un plan “que se propone  consolidar el rol exportador del país y convertirlo en líder en el comercio internacional de alimentos de origen animal y vegetal”.

Ante eso, desde las asambleas ciudadanas  se plantea: “alentamos a la construcción de nuevas prácticas que incluyan otras alternativas, con proyectos agroecológicos y de respeto a las diversidades. Tenemos la certeza de que somos capaces de impulsar y fortalecer estas alternativas ancladas en la regeneración de nuestros lazos con la tierra y la construcción de redes sociales cooperativas y solidarias. Creemos que estos caminos no sólo representan una mejora en la calidad de vida de todxs sino que son la única salida ante un futuro lleno de pandemias para nuestros pueblos y las futuras generaciones.”

En el mismo sentido, Sofía D´arpino puntualiza:

“Una alternativa es un modelo agroecológico sustentable. Que dé trabajo digno, que nos lleve como camino a la soberanía alimentaria. Este es el verdadero futuro que esperamos.”

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...