Ha´e Kuéra Ñande Kuéra: la banda intercultural

Berenice Texeira Villalba y Luis Chamorro son integrantes de Ha´e Kuera Ñande Kuera, una banda musical intercultural que fusiona ritmos como el rap, reggae, hip hop con la tradición musical mbya guaraní. Reporterxs habló con elles en Posadas, en momentos en que la banda trabaja en su primer disco. Audios.

Berenice nos recibió en su casa para contarnos junto a Luis Chamorro la experiencia y la trayectoria de Ha´e Kuera Ñande Kuera (Ellos, Nosotros), la banda intercultural que se empezó a formar en 2013 en la Aldea Mbya Fortin Mbororé de Puerto Iguazú.

Luis, uno de los vocalistas del grupo, estaba en Posadas en ese momento, asi que aprovechamos la oportunidad para encontrarnos y escucharles rememorar sobre los inicios y la trayectoria de la banda, única en sus características en nuestra provincia.

 “Empecé jugando”

Luis  cuenta que se crió en la Aldea Fortín Mbororé, una de las tantas comunidades mbya guaraní de Puerto Iguazú, si bien – aclara –  nació en Foz do Iguacu.  Con su madre llegaron a visitar a su abuelo, que antes vivía en la comunidad Yriapú, y luego se asentó en Mbororé. “Vinimos de visita por 15 días y nos quedamos hasta ahora. Antes eran muy viajeros los mbya, ahora ya no …”- refiere.

En su relato, Luis hilvana recuerdos de su relación con la música y sobre todo con la improvisación de letras que realizaba enteramente en su idioma materno, el guaraní mbya.

“A mí me gusta la música, empecé jugando en la escuela, en la cancha… improvisaba en guaraní. No me gustaba escribir, así sin música, improvisando… así empezó la música” – cuenta.

De las distintas experiencias en las que fue haciendo su camino hacia la composición, Luis relata el hallazgo de una tarjeta de memoria que contenía música.

“Encontré un chip de memoria (…) No teníamos celular, ni radio ni nada. Yo no sabía qué era.” – admite. Hizo falta que uno de sus hermanos encuentre un celular donde insertar la memoria para averiguar qué contenía, y el hallazgo lo marcaría para lo que vino después:

“Había todo tipo de música, rap cumbia, hip hop, reggaetón, y había un rapero que me rompió la cabeza que es el Porta… Escuché  el tema de ¨La Bella y la Bestia¨ y después me inspiré en eso. Me gustaba cómo escribía, como expresaba las cosas. Como que él está escribiendo lo que está pasando (…) Una vez pensé, escuchando música ´yo también creo que tengo una historia para contar. Voy a escribir y a ver que sale.´  Y escribí, pero todo en guaraní, no había ni una palabra de castellano. Y después empecé, empecé… pero igual nunca me quedaba en la cabeza. Yo creo que tenía 13 o 14, pero antes ya tenía mi cabeza como en el rap para escribir letras, pero no me animaba, no sabía cómo empezar…” – recuerda.

La posibilidad de iniciarse con una banda  llegó una tarde en que se encontraba con sus amigos Fabián e Hilario en la cancha de la aldea y Berenice los invitó a ir al cumpleaños de su hijo.

“Llegó la Bere donde estábamos nosotros y dijo ´Vamos en casa, es el cumpleaños de mi hijo…´”– evoca Luis el momento, y admite que aceptaron la invitación porque tenían hambre.

En ese tiempo, Berenice vivía en la Aldea y enseñaba música a niñes y adolescentes de la comunidad Mbororé. Fabián Velázquez, el otro vocalista de la banda, y Luis eran sus alumnos.

La invitación al cumpleaños en la casa de Berenice fue la ocasión para mostrarles producciones de de la banda de hip hop Bro MCS, una banda compuesta por músicos  de las aldeas Guarani Kaiowa Bororó y Jaguá Pirú de Matto Grosso do Sul, Brasil.

“Nos mostró el video (…)  Ahí al toque yo dije: ´vamos a hacer eso primero, vamos a ver qué sale´.” – recuerda Luis.

De esa improvisación nació lo que hoy es Ha´e Kuéra Ñande Kuéra.

“Ellos hicieron la música y nosotros hacíamos el rapeo arriba, era un cover. Yo pensé en hacer un tema para presentárselo a la escuela, no pensé para crecer así, para llegar a donde estoy ahora.”– expresa Luis, quien recuerda que después de esa primera experiencia se empezó a generar un gran interés por sumarse a la nueva banda.

“Todos querían ser miembros de la banda, todos los que sabían tocar se llegaban, “¿puedo tocar con ustedes?”. Yo a todos les decía que si.”

La tribu del barrio

En su relato de ese nacimiento, Berenice refiere al entorno que se mueve alrededor de la Aldea Fortín Mbororé, donde ella vivía en ese momento, en Puerto Iguazú.

La actividad del grupo empezó a llamar la atención de la comunidad que se va formando alrededor de la Aldea y que empezó a interesarse en sumarse al proyecto, lo que llevó a que por la banda desfile una gran cantidad de integrantes:

“Artesanos, artistas, maestros que viven todos por ahí, guardaparques… todo el barrio es así, esa tribu. Se empezaron a copar. Todavía no teníamos baterista, pero teníamos 4 o 5 que tocaban la guitarra.  La onda era hacer el aguante, y asi fue creciendo. Después vino un chico mapuche, guardaparque, baterista, y así se formó la banda más fuerte. El Hippie, Matías. Íbamos cambiando, Yo tocaba el bajo… Intercambiamos los instrumentos y ahí seguimos hasta ahora.” – resume Berenice, quien ahora toca el charango y la quena en la banda y además hace los coros.

Audio 2: Berenice Texeira Villalba: el origen y la trayectoria de Ha´e Kuera Ñande Kuera, la banda musical intercultural .

También recuerda el impacto que tuvo en el público las primeras presentaciones que hicieron en Puerto Iguazú:

“Las primeras veces que tocamos en Iguazú en un festival grande, que armaban, nos invitaban a tocar y había gente que entendía el guaraní y nunca había visto a los mbya cantando arriba del escenario que no sea música de coro. Mitad castellano y mitad en guaraní, y la gente que entendía lo que decían en castellano y en guaraní, había viejitas que lloraban… eso fue re loco.” – expresa y hace hincapié en que en ese ambiente cultural de la triple frontera hay  otras bandas interculturales, pero ninguna con la propuesta musical de Ha´e Kuera Ñande Kuera.

“Hay muchas bandas interculturales, pero no se conocen… pero asi de rock, rap, no…” – resalta.

Después de varios años, con cambios de integrantes incluidos, la mayor parte de la banda reside en Posadas. Solamente sus dos vocalistas y compositores, Luis y Fabián, continúan viviendo en Puerto Iguazú, ambos en la aldea Mbororé.

Si bien la banda sigue en actividad, la situación generada por la pandemia y la cuarentena retrasaron varios proyectos e impidieron varias de las presentaciones públicas que tenían previstas.

Dentro de lo que se vio trastocado por las restricciones que trajo aparejada la cuarentena está el proyecto de grabación de su primer disco.

El Disco: Peẽme jevy ñande yvy

El año pasado, la banda fue premiada en una de las convocatorias de fomento realizadas desde el Instituto Nacional de la Música (INAMU). Eso les permite estar ahora en camino a lanzar su primer disco: Peẽme jevy ñande yvy (Devuélvannos nuestras tierras).

Al momento de la entrevista, la banda se había reunido a grabar en Villa Cabello, en el estudio que montaron los guitarristas de la banda, Nahuel Castillo y Sergio Roberti.

“Grabamos el último tema, el que le da nombre al disco: ¨Peẽme jevy ñande yvy¨,   es un tema típico de la aldea, ¨devuélvanos la tierra para que podamos ser felices, vivir tranquilos¨, eso es lo que habla el tema.” – explica Berenice, quien aclara que “Es un tema que los coros cantan tanto en Paraguay, Brasil, Argentina.  Nosotros lo reversionamos, hicimos parte del coro como es típico, y le hicimos después arriba con lo que hacemos nosotros, ese mbojeré (mezcla). Grabamos la parte nuestra y después Paul Wheden está haciendo la mezcla y la masterización.  Él va a ir a la aldea a grabar el coro de la familia de Luis (…) van a grabar en vivo con la gurisada la parte del coro y van a mezclar con nosotros acá.” – detalla Berenice.

Las tareas para llegar al lanzamiento del disco son varias  e implican a todo un equipo de trabajo:

“Florencia Aguirre está haciendo el arte de tapa, todo lo que sea arte gráfica (…) Y están los compas nuestros, los dos guitarristas que están grabando todo, grabamos nosotros acá y mandamos  a Iguazú. Un lío bárbaro con el tema del coronavirus, todo se retrasó, todo.” – lamenta Berenice.

 

La familia Ñande Kuera

Si bien muchas veces Ha´e Kuera Ñande Kuera es referenciada como una banda mbya, ya que sus dos vocalistas y compositores lo son,  lo cierto es que es una banda intercultural cuyos temas son cantados en guaraní y castellano y que recoge tradiciones musicales mbya junto a ritmos de orígenes bien diferentes.

“La gente flashea con lo que es la banda, como que son los chicos solos, los cantantes, y no es asi. Nosotros le ponemos un montón de laburo, alma, corazón, sudor. Lágrimas no, sonrisas. Ellos cantan y componen y nosotros hacemos lo que es la música.” – deslinda Berenice, quien pone en relieve “lo que es el acompañamiento humano, atrás del esfuerzo que es armar una banda intercultural con los dos cantantes que viven a más de 300 km (…) implica conseguir pasajes, gestionar, muchas veces ponemos plata de nosotros, de nuestros bolsillos. Comida, estadía, lo que sea.” – dice en relación a los integrantes de la banda que viven en Posadas.

Ese esfuerzo se expresa también en el hecho de que prioricen el ingreso de ambos vocalistas, que viven en Iguazú.

“Cada vez que vienen los chicos acá o cada vez que ellos salen de la aldea nosotros tenemos la responsabilidad de que si o si ellos tienen que cobrar. No importa si nosotros no cobramos. La entrada, todo lo que se gana hoy en día que no somos conocidos ni nada, va todo  para ellos. Porque no da salir de la aldea para hacer el circo para el blanco, no es así…” – explica Berenice.

También sucede, o sucedía antes de la pandemia, que a veces Fabián y Luis viajaban a hacer presentaciones sin la banda: “Ellos viajan solos con las pistas, si es un lugar muy lejos y la gente que los invita no puede invitar a la banda ellos van igual, con las pistas.” – aclara Berenice.

La banda completa está integrada por Juan Luis Chamorro y  Fabián Velázquez (voz y composición);  Walter Duarte (bajo); Litto Dartois (batería), Sergio Roberti  y Nahuel Castillo (guitarra) y Berenice Texeira Villalba  (charango ,quena y coros).

 

“Trato de sacar lo que me duele”

Sin embargo, la vivencia de los vocalistas, el aporte que realizan en la banda desde su cultura ancestral y sus vivencias actuales son parte del sello único que tiene la agrupación.

“Escribo un poco en castellano y en guaraní. Todo lo que escribo voy traduciendo para que entienda la gente. Antes escribía todo en guaraní, a la gente le gustaba pero como que no entendían.” – relata Luis, y quien es el compositor del grupo.

La vivencia del contacto con los blancos desde su óptica, la forma en que los mira la sociedad criolla marca el mensaje que quieren dar a conocer a través de la música:

“En la aldea también pasamos muchas cosas, pasamos prejuicios, pasamos mucha envidia, mucho odio. Algunos nos ven como extraños, le damos asco también por nuestra piel. Pero nosotros lo que queremos es hacer la  música, llevar la realidad. No me importa lo que piensa la gente, si parecemos raros, si parecemos exóticos. No me importa a mi. Yo estoy usando esa herramienta, estoy usando el rap, el hip hop, reggae, estoy usando esa herramienta para sacar lo que tengo aquí adentro hacia afuera. Para que la gente también se entere de lo que estamos pasando en la aldea, porque en la aldea no hay algo malo todo el día, sino que ellos no ven lo que está pasando ahí en la aldea.”– describe Luis, quien refiere a la percepción de la sociedad no indígena sobre ellos.

“No ven cosas buenas en nosotros porque nunca se fijan en nosotros, piensan que solo hacemos algo malo pero no es así…” – argumenta, y se refiere en especial a la cuestión de las tierras, motivo de la canción que da nombre el disco:

“Devuélvannos las tierras, esa  habla de las tierras. Cuando entré en la aldea era todo selva, todo verde. Había mucha tierra. Entramos en la aldea y después venía la gente del otro lado, de Paraguay, de Brasil, y también después entraron los blancos con la motosierra y sacaron muchos árboles.  Sacaron un pedazo de la tierra entraron con las máquinas y hasta hoy están entrando. Eso trato de llevar, trato de sacar lo que me duele, me duele ver que entran sin permiso, sin que nadie les diga nada tampoco. Y eso trato de decir a través de la música, devuélvannos la tierra, devuélvannos la selva, devuélvannos la vida.”– concluye.

 


Conexión Originaria:

En agosto de 2018 Luis Chamorro y Fabián Velázquez viajaron a a Dourados, Matto Grosso do Sul, Brasil, para encontrarse con el grupo de rap guaraní kaiowá Bro MCs, que fueron su primer inspiración la producción musical de Ha´e Kuera Ñande Kuera.

El viaje se dio en el marco del proyecto “Conexión Originaria”, del músico e investigador académico Emiliano Ríos (Bandur), quien rescata y difunde a través del proyecto  la producción musical  de distintas bandas de rap que son integradas por miembros de Pueblos Originarios americanos y cuyo mensaje está asociado a la reivindicación de las tierras ancestrales.

Sin bien dentro del proyecto aún no está publicado el capítulo dedicado a Ha´e Kuera Ñande Kuera, ese encuentro entre los raperos mbya y kaiowa quedó registrado en un video en el canal de Emiliano Ríos, en el cual ambas bandas cantan Yo soy Guarani.

Además, Ríos publicó un video del tema “Reunidos en la Aldea”, que hace con Ha´e kuera Ñande Kuera en Fortín Mbororé.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...