“Que no vuelva a haber quema, que no vuelva a haber usurpaciones de la costa”

Vecinos de Villa Cabello denuncian hace unas semanas tala de árboles y quemas en la última franja de costa natural sobre el río Paraná en la chacra 202, por parte de un conocido club náutico, que además cerró el acceso a la zona.  Nahuel Claramunt – vecino del lugar-  explica el reclamo que realizan y por qué sostienen que el espacio debe ser de uso público.  Audio.

En las últimas semanas, la última franja de costa natural sobre el río Parana que quedaba en Posadas, ubicada en la chacra 202 entre las avenidas Kolping y Piró, pasó a ser el escenario de una disputa entre un conocido club náutico y vecinos que ingresan habitualmente al predio con fines recreativos. La institución, que sería propietaria del predio lindero, ya hace tiempo que empezó una tarea de tala de árboles y quita del sotobosque en lo que era el último remanente de la selva costera en Posadas. Sin embargo, el lugar siguió convocando a decenas de familias que se acercan a pasar el día  cerca del río en una de las pocas zonas costeras que conservaban el arbolado.

En las últimas dos semanas, con la vegetación ya notablemente disminuida, el club avanzó en tareas de tala y quema de vegetación sobre la franja costera, lo que generó inquietud entre vecinos del lugar, que señalaron la prohibición total de quemas que rige debido a la sequía. El hecho fue denunciado y sin embargo, las quemas prosiguieron. Entre quienes acuden habitualmente al lugar, se tomó la iniciativa de concurrir durante el último fin de semana para realizar tareas de limpieza en la costa, pero la policía de la provincia se hizo presente en el lugar para impedir el acceso a la zona y el club puso carteles prohibiendo el paso por tratarse de propiedad privada. Posteriormente, el club hizo cercar el lote.

A partir de estas situaciones fue tomando forma un grupo que se nuclea en pos de la defensa de lo que llaman “El Montecito de Villa Cabello”, que empezó a coordinar diversas acciones que parten de reclamar el acceso y uso público de la franja costera. Ayer realizaron una conferencia de prensa en la Plaza 9 de Julio, en la cual explicaron ante los medios sus acciones y por qué consideran que la costa de la chacra 202 debe ser de uso público. Nahuel Claramunt, vecino del lugar, fue uno de los que inició las denuncias sobre el accionar del club en la zona, explica la relación de la gente de la zona con ese espacio:

Nahuel Claramunt, uno de los vecinos que impulsa la defensa de la franja costera natural de Villa Cabello: “ellos no son los dueños de la franja costera”.

 

“Históricamente eso es de los vecinos (…) hay un club que compró una porción de tierra y la tuvo abandonada, un negligente abandono realmente… En los últimos 10 años con la llegada de la urbanización el club ha ido teniendo un poco más de acción sobre el lugar, pero ellos no son los dueños de la franja costera que es lo que más se utiliza. Si bien se utiliza todo el predio porque ha estado  vacante, lo que en derecho nos asiste es en reclamar para el espacio público la franja costera, ya que corresponde a la Entidad Binacional Yacyretá para ejecutar obras de completamiento vial, de plazas o parques y con fines sociales. De esto no ocurrir, el dominio volvería a la Municipalidad de Posadas, por lo tanto nosotros creemos que estamos en el derecho de evitar que la intrusión ocurra.” – detalla, en referencia a las acciones que tomó el club en las últimas semanas, que incluyen el cercado total del predio impidiendo el paso a la franja costera.

Según averiguaciones realizadas por el grupo defensor del Montecito, la información asentada en catastro municipal indica que el club es propietario del lote 007 de la chacra 202, pero no es propietario de la franja costera a la cual está impidiendo el acceso, que es de la EBY.

 

Esta situación genera tensión entre quienes habitualmente acudían al lugar, en una ciudad en la cual, tras los drásticos cambios producidos en el río y las costas por la represa de Yacyretá, la totaldad de la costa fue expropiada y hay muy pocos accesos al río. Claramunt se refiere a esto y además al daño ambiental provocado por el club en la chacra 202.

“Esta intrusión, además de impedir el ingreso del público  la costa, que es la última franja costera en Posadas con acceso público, va acompañada de desmonte, tala y quema. Y en plena sequía y en plena pandemia, eso fue lo que hizo estallar el conflicto en sí. La realidad es que el conflicto lo escalan ellos, porque la ley está e nuestro lado y el predio en los últimos 30 / 40 años siempre ha sido utilizado por los vecinos.” – remarca.

Placa informativa realizada por lxs defensorxs del Montecito en base a información de catastro. La parcela 007, afectada a la EBY, fue cercada por el Club, que impide el acceso público al lugar. Los vecinos señalan intrusión y apropiación privada de la costa.

Además, resalta el hecho de que es la única porción de costa natural con acceso público que quedaba en Posadas:

“La EBY a través de una ley nacional expropió toda la franja costera de la ciudad de Posadas, no sólo en ese sector. O sea ese es el último sector que queda sin privatizar de costa natural. El resto es lo que vemos, Costanera, cemento, para lógica vehicular, cemento y piedra, el auto, sin sombra;  o propiedades privadas.”

El “Montecito de Villa Cabello” convoca a decenas de familia que acuden durante las tardes o en jornadas enteras durante las vacaciones o fines de semana a recrearse en el lugar. Sobre su uso, describe Claamunt.

“Bajan al rio, o van a pasar el dia a la sombra de un árbol con los pies en el agua,  en una piedrita. Es un uso muy importante y es un espacio verde único que hay en Posadas y es el único. Nuestra idea es que eso se pueda transformar definitivamente en una reserva natural, en un paseo costero, en algo que le cambie un poco esa lógica al espacio público de cara al río que tenemos. Es uno de los pocos espacios verdes con los que cuenta el barrio de Villa Cabello.”– enfatiza, y en función del interés social, expresa:

“Esperamos que todos los actores sociales que estamos involucrados lleguemos a un acuerdo y sobre todo que no se beneficie de nuevo a privados que tienen mucho dinero y mucho poder que ya tienen su espacio de cara al río, le podrían dejar este a los vecinos.” – propone. Sin embargo, lejos de la intención de dejar costa natural y para uso público, el Club avanzó también en tareas de quema y rozado en otro predio vecino, en la chacra 201.

Reclamos y propuestas:

Vecinas y vecinos de Villa Cabello y habitues del lugar defienden el uso público de la franja costera de la Chacra 202. Un conocido club náutico cerró el acceso y se atribuye la propiedad del lugar.

El grupo de defensores del Montecito se empezó a convocar a través de las redes sociales, acordaron actividades como la limpieza de la franja costera de la chacra 202 y realizaron una asamblea en la cual decidieron realizar la conferencia de prensa en la Plaza y acudir a distintas entidades públicas para solicitar intervención ante lo que consideran la intrusión por parte de una entidad privada sobre un espacio público.

“Se hicieron primero averiguaciones dominiales para estar seguros que lo que estamos reclamando estamos en lo cierto, se hizo todo un estudio en la legislación donde se confirmó que el área especial ribereña es de la EBY, que tiene una finalidad de uso como espacio público. Estamos llevándole al Defensor del Pueblo la presentación del conflicto con todo el respaldo legal, se avisó a la EBY de la situación, se hizo la denuncia policial por las quemas. También vamos a acercar el mismo reclamo a la secretaría de ambiente de la municipalidad de Posadas para que ellos tomen cartas en el asunto.” – detalla Claramunt, quien dice no haber tenido noticias de intervención estatal alguna ante las denuncias que hicieron por las quemas en el monte costero, totalmente prohibidas por la situación de sequía.

En cuanto a lo que desearían que suceda en el lugar, expresa: “Nos encantaría que se cumpla la normativa y la ley y se trasnsforme en un espacio público, se garantice el acceso público. Y que esto no vuelva a suceder, que no vuelva a haber quema, que no vuelva a haber usurpaciones de la costa. Necesitamos que se garantice el acceso público como primera medida, y que se transforme en una reserva urbana, natural, singular que es lo último que queda.”

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...