“Las comunidades están sufriendo hambre”

Caciques y voceros de distintas comunidades mbya guaraní de la provincia viajaron ayer hasta Posadas para reclamar nuevamente la renuncia del Director de Asuntos Guaraníes, Arnulfo Verón. Osvaldo Morínigo, de la Comunidad Ka´a Kupe, explicó la demanda.

Osvaldo Morínigo pertenece a la Comunidad de Kaá Kupé de Ruiz de Montoya. Es parte de un grupo de integrantes de distintas comunidades mbya guaraní que se hicieron presentes ayer en la Casa de Gobierno para entregar un petitorio en el cual reclaman la renuncia del Director de Asuntos Guaraníes Arnulfo Verón.

Morínigo ofició de vocero del reclamo y declaró que en la provincia “Hay una política en que se destinan los recursos que son para las comunidades sobre los que hay un mal manejo (…) como Estado, la provincia tiene los recursos de distintos entidades como el IPLYC o de distintos programas de Nación que son para las comunidades pero que pasan por una institución que no funciona, que no trabaja bien.” – definió  en relación a la Dirección de Asuntos Guaraníes, dependiente del Ministerio de Derechos Humanos, y puntualizó que el reclamo que vinieron a traer en esta oportunidad a las autoridades provinciales es “que haya un cambio de las autoridades que no cumplen su función como debería ser”.

En Casa de Gobierno, un grupo de representantes fueron recibidos por el Ministro Coordinador del Gabinete Víctor Kreimer, a quien le expresaron su demanda y le entregaron un petitorio. “Dijo que van a tener en cuenta la nota, que le demos un tiempo, un plazo razonable para que puedan consultar con el gobernador, el vicegobernador y el presidente de la  legislatura”– resumió Morínigo sobre el diálogo con Kreimer, y señaló: “No hay una respuesta concreta. Vamos a darles este tiempo, pero de ahí en más nosotros no podemos seguir sufriendo. No va a haber otra manera que la movilización o el corte de ruta, lo que sea.”

Entre los presentes, había miembros de comunidades de Colonia Mado Delicia, Comandante Andresito, Ruiz de Montoya, San Ignacio, Bernardo de Irigoyen, entre otras localidades.

Morínigo recordó que iniciaron el año con este mismo reclamo, con miembros de diferentes comunidades  que se hicieron presentes en la Plaza 9 de Julio y permanecieron allí hasta el comienzo de la cuarentena, cuando debieron regresar a sus hogares. Ese día anunciaron que regresarían para insistir con su demanda.

Según Morínigo, la cuarentena empeoró las ya difíciles condiciones de vida en las comunidades, por lo que caracterizó como “abandono de parte de esta institución del Estado”, en referencia a la Dirección de Asuntos Guaraníes.

“Los chicos están sufriendo hambre, las comunidades están sufriendo hambre”– sostuvo, y remarcó que antes de la cuarentena las niñas y niños tenían su desayuno y almuerzo en las escuelas, que se cerraron por las medidas de Aislamiento Social Obligatorio, pero que además las comunidades tienen otras deficiencias como problemas habitacionales o falta de acceso a agua potable.

También, señaló, “la cuarentena afectó mucho por la imposibilidad de salir, porque antes las comunidades se rebuscaban de alguna manera…”

El vocero expresó que esperan que se acceda a su pedido “a la brevedad” y aclaró que este reclamo “no tiene un color político, no pertenecemos a ninguna institución ni organización. Venimos como autoconvocados mbya. Las comunidades como pueblo originario tenemos derecho, somos preexistentes al Estado entonces  tenemos derecho a manifestarnos. No estamos siendo beneficiados y eso es lo que nos obliga a movilizarnos de esta forma. No tenemos ayuda de nadie, estamos haciendo nuestra propia voluntad.” – aseveró.

 


Nota relacionada: “Estamos muy marginados en las comunidades”

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...