Caso de las niñas Villalba: 5 meses de impunidad de un crimen de Estado

Se cumplieron ayer 5 meses desde la ejecución de las niñas argentinas María Carmen (11) y Lilian Mariana Villalba (11) por parte de fuerzas militares paraguayas. Asi como en distintos puntos del país, en Posadas se realizaron manifestaciones de repudio al crimen cometido por el Estado paraguayo. En tanto, la familia Villalba abandonó la provincia de Misiones, donde residió los últimos 11 años, por “falta de garantías”. Audio.

 

Cinco meses después de la fatídica mañana en que el gobierno paraguayo anunciara el asesinato de las niñas argentinas Lilian Mariana y María Carmen Villalba como resultado de un “operativo exitoso” contra la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en el departamento de Concepción, el caso está lejos de ser investigado como un crimen de Estado. Por el contrario, el gobierno y la Justicia paraguaya insisten en la criminalización y persecución contra la familia Villalba y no se han iniciado acciones para determinar responsabilidades de agentes estatales en el asesinato de las niñas.

Myrian Villalba en Posadas, con la demanda de aparición con vida de Lichita

A ese crimen, se le sumó en el mes de diciembre la noticia de la desaparición de Carmen Elizabeth Oviedo Villalba (14) – prima de las niñas asesinadas –  y el posterior encarcelamiento de Laura Mariana Villalba, madre de María Carmen, a quien entre otros cargos se le imputó haber violado el deber de cuidado sobre las menores que fueron ejecutadas por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) del Paraguay.

Persecución a las testigos:

Las niñas Lilian Mariana y María Carmen Villalba, ambas de once años y residentes en Puerto Rico, Misiones, viajaron en noviembre de 2019 al norte paraguayo a conocer a sus padres, miembros de la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo. Fueron acompañadas por Laura Mariana Villalba, su prima Tania Tamara y dos primas menores de edad.

El cierre de la frontera por la pandemia de Covid 19 les impidió regresar a Argentina para el comienzo del ciclo escolar. Meses después – cuando intentaban salir de la zona donde habían visitado a sus familiares – se encontraron con el cerco de las fuerzas militares, por lo que nuevamente se vieron impedidas de regresar. El 2 de setiembre Lilian Mariana y María Carmen fueron presentadas a la prensa paraguaya como dirigentes de la guerrilla que habían sido abatidas en combate.

En el mes de diciembre, tanto Tania Tamara Villalba como una de las niñas menores que se encontraban junto a las niñas que fueron ejecutadas pudieron regresar a Misiones por sus propios medios. Una vez aqui, relataron ante organismos internacionales que fueron atacadas por fuerzas militares el 2 de setiembre, que  Lilian Mariana y María Carmen fueron capturadas vivas en ese ataque, en tanto que Carmen Elizabeth Oviedo Villalba fue herida en una pierna en esa oportunidad, por lo que caminaba con dificultad.

En el intento por abandonar la zona que les resultada desconocida, el grupo se desorientó y en esas circunstancias habría desaparecido Carmen Elizabeth. Laura Villalba, quien la buscó durante días en el monte, fue capturada por la FTC el 24 de diciembre, cuando logró salir a una comunidad cercana. La información que pudo recabar antes de su captura indica que Carmen Elizabeth fue encontrada y sacada de la zona por militares. Sin embargo, las instituciones paraguayas niegan haber capturado a la niña.

Laura Villalba fue llevada prisionera a un cuartel militar en las cercanías de Asunción, en tanto la justicia paraguaya imputó a Tania Tamara Villalba cuando tuvo noticias de que había declarado ante el Comité de Ejecuciones Sumarias de la ONU.

Tanto Laura, como Tania Tamara y Carmen Elizabeth son testigos directas de cómo Lilian Mariana y María Carmen fueron capturadas vivas por las fuerzas militares que luego las presentaron como mujeres muertas en combate. Desde el 30 de noviembre, no hay noticias del paradero de Carmen Elizabeth.

Protestas:

La gravedad de los hechos ocurridos y la falta de investigación sobre el asesinato de las niñas argentinas fueron motivo de protesta ante la Embajada del Paraguay y sedes consulares en distintos puntos del país.

En Posadas, las organizaciones que son parte de la campaña internacional #Eran Niñas – Aparición con vida de Lichita realizaron un acto y un homenaje frente a la Casa de Gobierno, donde se reclamó justicia para las niñas asesinadas, la libertad de Laura Villalba, la aparición con vida de Carmen Elizabeth y el otorgamiento urgente del refugio político para la familia Villalba en Argentina.

Ofrenda a las niñas Villalba frente a Casa de Gobierno

En tanto, frente al Consulado del Paraguay se realizó un acto con similares características, en el cual se leyó el documento de la campaña y la carta enviada por la familia Villalba, y se dejó en la vereda la ofrenda y los carteles con las fotos de las niñas y los reclamos planteados.

La familia Villalba abandona Misiones:

Luego de residir en la provincia durante once años, la familia Villalba anunció la semana pasada su traslado a otro punto del país. En un mensaje dirigido a las organizaciones que las acompañan y son parte de la Campaña #Eran Niñas, Myrian Villalba expresó:

“En nombre de mi familia quisiera hacerles llegar nuestro agradecimiento infinito por la solidaridad, el acompañamiento que nos brindaron en forma incondicional. A la vez aprovechar para informarles que hemos tenido que salir de nuestra casa en vista que desde que ocurrieron los hechos, desde que fueron asesinadas, ejecutadas mis niñas el 2 de setiembre ya no teníamos garantía de seguir en nuestra casa.”

La familia Villalba residía en una chacra en las afueras de Puerto Rico, y la cercanía con la frontera con el Paraguay, pais que debieron abandonar por la persecución política que sufrían, les hizo optar por el traslado a otro punto de Argentina. Myrian Villalba expresó que en los últimos tiempos estuvieron siendo acosadas por personas desconocidas en su domicilio.

Myrian Villalba, madre de Lilian Mariana Villalba.

Asimismo, parte de la preocupación de la familia es la demora en el otorgamiento del refugio político que solicitaron al Estado argentino.

“Aún no nos han concedido el refugio político”– recordó. A la vez, debieron realizar una nueva solicitud para la niña y la joven que regresaron del Paraguay y son testigos de la captura de sus prima.

“Nuestra preocupación son las dos chicas que volvieron, que es Tania, que hoy en día está imputada en Paraguay, y AOV (14)…” – manifestó. “No tenemos ninguna respuesta del Gobierno argentino en relación a eso, vamos a esperar un poquito más.”

Myrian Villalba también mencionó su preocupación por el hecho de que el Gobierno argentino no se ha pronunciado ante la desaparición en la zona militarizada de Carmen Elizabeth, niña que residió casi toda su vida en Argentina.

“No hay una intervención ni un pronunciamiento en relación a los crímenes que está cometiendo el Estado paraguayo en contra de ciudadanas argentinas y en caso de Lichita y Tania, de residentes argentinas, porque hace 11 años estamos acá.” – indicó.  Y admitió que, en caso de que se siga demorando la concesión del refugio político, “Tendríamos que optar por un tercer país.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...